06 mayo 2006

LOS NUMEROS DEL VOTO VICIADO (¿EJERCICIO DE CIENCIA FICCION?)

Un amigo peruano radicado en España me reenvia un correo electrónico sobre los números de la elección realizada el 9 de diciembre y las posibilidades de triunfo de la opción del voto viciado (que según la última encuesta de IDICE, llega hasta 22.7% a nivel nacional). Este es su razonamiento:

El total de Votos Válidos emitidos en la última elección fueron de más de 12 millones 270 mil peruanos (83.86%)

Votos Blancos emitidos fueron de más de 1 millón 736 mil peruanos (11.86%)

Votos Nulos emitidos fueron de más de 624 mil peruanos (4.28%)

Primero: La legislación Peruana señala en el artículo 365o de La Ley General de Elecciones.- El Jurado Nacional de Elecciones declara la nulidad total de las elecciones en los siguientes casos:

1. Cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superan los dos tercios del número de votos válidos;

2. Si se anulan los procesos electorales de una o más circunscripciones que en conjunto representen el tercio de la votación nacional válida.


- Solo como ejercicio, para que estas elecciones se pudieran anular se hubieran necesitado 2/3 del total de votos, es decir: 9,754,381.

- En la segunda vuelta tanto Alan como Húmala, obtendrán, al menos, el mismo numero de votos, en total: 6,742,582

- Si a todos los votos que se emitieron 14,631,572, le restamos sÓlo los de ellos (los fijos) 6,742,582 solo habrían 7,888,99 blancos y nulos, es decir no alanzarían los 2 tercios, para que se anulen las elecciones.

- En la segunda vuelta, Húmala sumaría los votos de su hermano Ulises y la mayoría o todos los votos de izquierdistas y todos los que tienen un odio ciego a García.

- Alan García, también convencerá a algunos en provincia, pero el reto es Lima, en donde la gente tiene en mayoría internet y es bombardeada por correos que piden un voto en blanco, eso no sucede en los lugares en que Húmala es mas fuerte, por lo tanto el voto en blanco va ir en contra solo de Alan.

Si esto prospera en Lima habrá más votos en blanco que en otros lugares, y aunque eso no podrá anular las elecciones, probablemente permitirá que gane Húmala, con todo lo que ello significa.

Este es un ejercicio de ciencia-ficción muy alejado de la realidad. En principio, nuestros amigos peruanos radicados en el extranjero no se han dado cuenta de las últimas encuestas en las cuales, a lo sumo, y forzando, el voto blanco y/o viciado
no suma el 25%.

En ellas hay una mayoría sólida que prefiere a García sobre Humala por 8-10 puntos(que llegan a convertirse hasta en 12 en votos válidamente emitidos)

Además, la polarización está beneficiando a García, pero no a Humala, pues los anticuerpos del nacionalista en estos momentos son mayores que las resistencias del ex mandatario.

Lo más probable es que el voto blanco y/o viciado supere el porcentaje logrado en la segunda vuelta de la elección del año 2001 entre García y Alejandro Toledo, pero definitivamente no logrará el porcentaje conseguido en la segunda vuelta del año 2000, en el cual un sólido tercio de los votos fueron viciados, precisamente en protesta contra la ilegal reelección de Alberto Fujimori (que, a nuestro parecer, fue lo más cercano que estuvo esa opción de lograr la mayorc cantidad de votos posible).

1 comentario:

Chugurano dijo...

Tus matematicas tienen un "vicio",

2/3 del total de votos validos de la primera vuelta (12,275,385)es 8,183,590.

Si bien no puede alcanzarse este número con el total de los otros votos (7,887,887) esto es un grave error de planteamiento del problema, pues en la segunda vuelta los votos validos serian sólo 6,744,116.

En esta eventualidad 2/3 de los votos validos serian sólo 4,496,077 lo cual es ampliamente superado por los 7,887,887 de potenciales votos nulos y blancos.

La anulación de las elecciones es pues una opción perfectamente viable.