31 agosto 2007

CARISMATICO COMUNICADOR SE ORDENA CURA

Eran las doce del mediodía del jueves 30 de agosto, en medio de un sol esplendoroso y motivador, cuando en la iglesia San Agustín se iniciaba la esperadísima ceremonia de ordenación sacerdotal de Antonio Lozán Pun Lay. Y éste era uno de aquellos eventos mediáticos en los cuales se tuvo una gran presencia de medios de prensa y un lleno absoluto de fieles, amigos y simpatizantes de la causa católica.



No era para menos. Miembro de la orden de los agustinos, miembro destacado de la agrupación cristiana JAX, comunicador, autor del libro En la otra orilla, Antonio Lozán ha logrado granjearse el aprecio y la estimación de tirios y troyanos, por su carácter sencillo, comprensivo, además del vigor de su entusiasmo y la lucidez de sus ideas. Y la ceremonia, presidida por el Vicario Apostólico, monseñor Julián García Centeno, y el superior de la orden agustina, P. Miguel Fuertes Prieto, contó con la presencia de todos los sacerdotes que desarrollan misión en el departamento de Loreto.

Fue un acontecimiento histórico, sin duda alguna. Porque no es común que una persona tome los votos religiosos en esta época. Además tuvo la presencia destacada del coro de la JAX con el acompañamiento especial del Coro Polifónico. Y la fuerza del rito llevó a que todo se desarrollara en un ambiente muy emotivo. Monseñor Julián García destacó la calidad personal y profesional de Antonio Lozán, además invocó a que no desmaye en su vocación, a no dejarse aplacar por la actuación de otros ejemplos de sacerdotes loretanos “que sucumbieron ante su ingenuidad” y a tratar de complacer al mundo sin antes haberse complacido ellos mismos ante Dios. Luego del momento de abandono de la carne y humildad total y absoluta sobre la estera, Lozán recibió la imposición de las manos de Monseñor García, mientras éste daba un profundo y sincero abrazo de bienvenida al nuevo presbítero. Fue el momento más conmovedor de la ceremonia.



“Todos somos producto de nuestras circunstancias”. Así sintetizó en pocas palabras Antonio Lozán las circunstancias que lo llevaron a abrazar la vocación sacerdotal. Y nada es más cierto, porque muchas veces, en lo más profundo de nuestro corazón e ideales, como dijo el nuevo sacerdote, es cuando mejor se ve. Lozán agradeció a su familia, en especial a su madre y su padre, a sus familiares, en especial los de Ica (afectados por el devastador terremoto de hace tres semanas). Además, tuvo palabras de elogio para la orden de los agustinos, para los animadores cristianos, para la semilla ideológica que dejaron en él tanto Maurilio Bernardo Paniagua como Eugenio Alonso Román, así como a todos los amigos que lo ayudaron en el desarrollo de su fe.



En dicha ceremonia el padre Lozán se encargó de dar la comunión conjuntamente con monseñor García. Finalmente, se realizó el saludo y besamanos, así como una pequeña reunión en las instalaciones del colegio San Agustín, en la cual se olvidó el protocolo y todos pudimos nuevamente volver a departir con el amable y carismático “Toño”, quien se vuelve para seguir estudiando a Valladolid (España) en un par de semanas, pero , y ante el clamor general de los asistentes en la ceremonia, es probable que culminados sus estudios (dentro de dos años), venga definitivamente a realizar su labor pastoral aquí en la Amazonía.

2 comentarios:

MACARIO MARTIN ASPAJO DIAZ dijo...

Juntos con Toño compartiamos los mismos gustos musicales, ahora en esta nueva etapa entregado al servicio del SEÑOR que todo lo vaya bien. SALUD!!! PROMO 87 - SAN AGUSTIN.

Macario Martín Aspajo Díaz

MACARIO MARTIN ASPAJO DIAZ dijo...

Juntos con Toño compartiamos los gustos musicales, recuerdo regalar el disco doble de THE CURE - KISS ME, KISS ME, que le parecío impactante la portada. SALUD!!! por esta nueva etapa de vida entregado a servir al SEÑOR.
Macario Martín Aspajo Díaz
PROMO SAN AGUSTIN 87