01 julio 2008

TODO ES POR AMOR

La idea parte más o menos así: Chico se reencuentra con chica, luego de mucho tiempo de estar separados. Chica se siente feliz de verlo, a pesar de que la última vez que se encontraron no fue precisamente un momento agradable. Chico quiera ver a chica para reicibr unos papeles y moverse en libertad. Pero algo más lo retiene. Chica esconde algo. Chica parece no estar pasándola bien. Chico poco a poco se involucra más dentro del misterio. Y el misterio es en realidad una trampa. Las cosas se salen de control. Aparecen los malos, la acción, y otra vez, chica y chico se reencuentran. El reencuentro se da en medio de un clima hostil que lo congela todo, muertos en las calles a quienes nadie da importancia, nieve en verano y gentes que flotan en el aire debido a una falla en la gravedad planetaria que nadie puede explicar a ciencia cierta. La huida-reencuentro-epitafio final de chica y chico es seguida por un alucinado hermano que desde un avión que nunca aterriza en ninguna parte, va narrando la historia ideal, la historia real del mundo y, en verdad, del amor.



Andaba en busca de una película extraña. No necesariamente indigerible o demasiado absurda. Pero sí lo suficientemente aplomada para provocarme desconcierto. Encontré It's all about love.

En verdad, no le había dado mucha importancia al título (incluso pensé que era de esos típicos productos hollywoodenses), además la distribución había hecho absolutamente nada por difundirlo. En el Perú debe ser el único caso de una película que se filma el 2003, pero se ha estrenado recién esta semana en el Perú. Pero cambié inmedaitamente de idea cuando supe quién estaba detrás de todo.

Pero el asunto va mucho más allá. Dirigido por Thomas Vinterberg, el cerebral realizador de La Celebración, genio fundador del movimiento Dogma 95, tiene un reparto muy interesante en el cual, obviamente, destacan las figuras de los protagonistas, Joaquin Phoenix y Claire Danes, además Sean Penn en apariciones concretas pero importantes. Es además una película que posiblemente habría tenido otra percepción de la urgencia si hubiera sido estrenada en su momento. Sin embargo, no deja de tener actualidad, no deja de ser cautivadora y tampoco deja de ser perversa, caprichosa, extravagante, ingenua, absurda y totalmente personal. Y es un contrasentido estético de lo que habíamos estado acostumbrados de Vinterberg, un ruptura con los fundamentos de Dogma.

La historia refiere el reencuentro de dos antiguos amantes que estuvieron casados y están finalmente separados. La ocasión servirá para que ambos finiquiten su relación de un modo legal y muy claro. Pero algo más los retiene, es la circunstancia muy real de que el peligro y la soledad los acerca. Es esa sociedad en movimiento, donde nadie pertenece a ningún lugar, donde todos viven dentro de sí mismos, lo que aturde y desconcierta sus vidas. Y esa realidad, implica además que haya algo más rela y sincero que sea parte de la existencia. El reencuentro de sus cuerpos es en verdad el reencuentro de sus propios espíritus. Es la búsqueda final del hogar, de la piel, en el sentido más profundo, parafraseando a Valery. Ni la violencia, ni la indiferencia, ni los terribles fenòmenos climáticos que empiezan a perfilar el posible y caótico final de nuestra civilización a manos del enfriamiento global podrán destruir algo que ya está destinado a pervivir.

Un mundo fuera de control le hace la guerra a dos personas que se miran y se reconocen otra vez. Nada indica que saldrán libres e indemnes, pero que su lucha por mantenerse juntos será memorable, letárgica, confesional. Nada que ver con las típicas películas sobre el amor tan cursis, inmateriales, estereotipadas. Esta es una historia dura, destinada al fracaso, imposible. Pero se te mete en la piel, aún con todos sus giros y defectos.

Sigo pensando que es de lo más interesante que se está presentando en la cartelera comercial. Narrada con gran ìmpetu. Escrita con coraje. Dirigida con cariño. Pero también es una lección para quienes la miran y/o la siguen.

Nadie puede escapar a su destino. Pero está en cada uno darle la pelea, hacerle endiabladamente jodido y difícil el desenlace que se te ha asignado.

Al final, todo depende de cuàn grande o chico tengas el corazón. De cúan fuerte o débil sea tu forma de amar. Y que todo lo realmente importante que hacemos en nuestras vidas - si es que lo hacemos - depende siempre, directa o indirectamente, luminosa o mortecinamente, del indomable y desafiante amor.



7 comentarios:

Paco Bardales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Oe Bardales, no es por nada, pero , hombre, no sé cómo tienes esos colaboradores, mal escritos, lugares comunes, simplonería, incluso ese que se dice pintor famoso y termino siendo el más ordinario de todos.

Este post me ha parecido bien escrito, apasionado, de calidad, sin embargo soy el único que ha escrito algo al respecto. No creo que todos los amazónicos se contenten con tan poco.

No sé, mi amigo, pero no te veo juntando a todos estos seres en tu blog

Con aprecio

Tu hermano M

Pedro Figueroa dijo...

Amigo Paco:
Hace un par de meses me invitaron a leer tu blog y, te confiezo, que me parece interesante y divertido.
Creo que tu debes saber quienes son tus comentadores más entusiastas y, sería bueno, que cuando estas personas hagan ataques con muy mala intención o desvirtúen los dichos o escritos por otros escudándose en el anonimato se publique sus nombres y se sepa de quien(es) se trata. Esas valentías anónimas son generalmente trincheras de cobardes.
Hace 15 años sigo la obra de Ceccarelli (no tengo el gusto de conocerlo personalmente) que a mi entender es el mayor representante de la plástica amazónica, reconocido y respetado en muchos países, escribe bien y, aunque no he leído todo lo que publica, tiene muchas ideas, humor y, como todo artista, es un provocador. Sé además, que fue el mejor director de cultura que tuvo Loreto.
Es triste de ver que algunos comentaristas (creo que es solo uno) haciendo alardes de viveza o creyendo que la "cachita" pueda afectar a un artista de la talla de Ceccarelli, digan cosas sin sentido y con muy mala intención. Creo que se están confundiendo de enemigo. En todo caso, les invoco a usar un poco la inteligencia y a tener un poco de respeto por nuestros representantes culturales, aunque no nos guste lo que escriban... a veces.
Felicitaciones por tus artículos amigo Paco, "todo es por amor" me gustó mucho.
Atentamente,
Pedro Luis Figueroa.

litio dijo...

¿dónde viste eso? no está en la cartelera (¿o justo la sacaron después de que escribiste?)
otrosí: de hecho no es nada inusual que en Perú se estrenen películas con muchos años de retraso, no es la primera ni la última. Saludos

Paco Bardales dijo...

Estimado:

La peli estuvo en cartelera esta smena, la vi el martes en el Cineplanet Alcazar, incluso Somos de El Comercio hizo una reseña de la misma.

Ahora, de las pelas que recuerdo llegaron supertarde, tenemos La joven del arete de perla, en la que Scarlet Johansson chibolaza -pre March Point - es la protagnista.

Si puedes, consigue en Polvos la pela. Vale la pena.

M dijo...

Le salieron defensores al pintor (no serà èl mismo?)

lo ùnico que acà he dicho es que no me parece dable que alguien que hable tanto de talento y originalidad se convierta en autoridad para hablar de ello cuando lo que acà ha escrito es tan predecible, clichè, chambòn y hasta vulgar. Eso no tiene nada que ver con que si es buen o mal pintor.se quejan sus amigos (o sus egos) que se le critica mucho. pero`no se da cuenta que èl es màs critico que nadie. lo que se ha dicho no tiene nada que ver con injuriarlo, sino con plantear opiniones que cualquier critico medianamente informado reafirmarìa

Vamos, Gino, lo que me parece extraño es que tù siendo tan polèmico debas contestar a algo usando a tus amigos. es bueno que debas recordar las reglas de toda democracia: si eres tan jodido, prepàrate tmb para que te jodan. sino, puedes ir pensando en dedicarte a ser otra cosa, porque como analista y autor vas a perder.

ah, y no tengo nada que ver con otros anonimos, acà solo sere M

gracias, Paco

Paco Bardales dijo...

Ya, està bien M, pero recuerda que este es un post sobre una película, y eventualmente sobre temas adyacentes como el cine o el amor, no tiene nada que ver con tus opiniones particulares sobre Gino ni ningún colaborador que no tiene participación en el tema. Ellos saben perfectamente lo que se viene y saben que de ninguan manera autorizarè en este blog un insulto o una bajeza en su contra, menos de anònimos.

A partir de ahora, les voy a pedir encarecidamente a todos los que comentan y publiquen que se ciñan al tema. Sè, estimado M, que te gusta ser polémico, y me agrada que vengas a darnos tus opiniones, pero hay que saber dónde estamos y sobre qué hablamos.

Por lo demás, qué buena peli la de Vinterberg ¿no?