25 noviembre 2008

Crímenes perfectos


El tiempo no se ha detenido nunca, aunque a veces hayas tenido el reloj equivocado en la pulsera de la mano equivocada.

Diario de IQT cierra su ciclo, luego de tres años y más de 1250 posts encajados.

¿Qué pasará después?

La verdad, no lo sé. Cuando nació, un 25 de noviembre de 2005, pensaba que podía ser muchas cosas. Pero no me imaginaba teniendo un final como èste. De igual manera, hoy puedo tener una idea de lo que viene, pero tampoco puedo dar fe de cuáles serán los caminos que transitaré a ciencia cierta.

¿Desaparecer? ¿Una película más con un gran amigo chileno? ¿Un guión más? ¿Una novela? ¿Un libro de crónicas sobre mi ciudad (otro)? ¿Una página editorial a mi completa disposición?

¿Proyectos? ¿Metas? ¿Sueños? ¿Duelos personales?

No lo sé. Pero puedo intuir lo que se vendrá. Y en ese camino hay cosas que siempre estarán en su lugar.

Quizás sí me importe más reírme al lado de The Funny One. Quizás me importe mucho más tener un sendero trazado.

No pretendo fungir de maestro ni sabio ni guía de nada. Hice un blog, la pasé bien, me divertí, conocí amigos y escribí sobre la ciudad que más conozco, la que más me enerva, la que más me duele y me indigna, la que mejor siento y reconozco.

Diario de IQT es sobre mí. Y sobre mi ciudad. Y sobre lo de puta madre que la pasé hablando de ello.

Mi destino ha sido y será siempre Desaparecer. Pero creo también que no existe una ciencia exacta que te permita reconocer el momento exacto de tu redenciòn.

A nadie le pertenece este mundo. Todos somos extraños en esta aún más extraña tierra. Pero hay algo que se llama hogar. Un hogar es lo más cercano al Paraíso. Aunque el Paraíso es solo una ilusión, este el blog fue una gran ilusión y fue mi casa (y de paso, la de muchos).

No creo que la muerte sea un estado absoluto. La vida es una reencarnación permanente, un karma de espíritus. Por eso no siento temor de acabar un ciclo. Precisamente nuestras existencias son como elipsis incesantes.

La idea siempre ha sido ser uno mismo. Y, claro, sobrevivir en el intento. Aunque no sea entero, pero vivo. Siempre vivo.

Diario de IQT es una voz y esa voz no se calla. Se mantiene incólume, como buscando decirnos despacito al oído, que adónde vayamos o suframos, ese susurro, ese grito, ese espectáculo estentóreo vivirá joven, adolescente. Eso ya no tendrá que ver conmigo, sino con la voz que muchos, muchísimos, han contribuido a modular.

Me han dicho que no es posible que haya decidido matar mi propia creación. En verdad, no es ni más ni menos que un acto de amor. Porque al fin y al cabo, la posibilidad de dar vida para seguir creando vida no solo es el único crimen vàlido, sino el crimen perfecto, el redentor.

El mundo es un lugar menos inhóspito cuando eres capaz de creer y hay gente que está dispuesta a creer contigo. A través de ellos han seguido el destello de Diario de IQT. A través de ustedes, completamente.

Estoy seguro que nos volveremos a encontrar.

Muchas gracias y hasta siempre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

a pocos minutos paco noooooooooo!



Lupe

Anónimo dijo...

alas y buen viento para tus nuevos proyectos!

N3cho

Fabiola dijo...

En serio esperaba que volvieras a publicar luego de una semana, pero como probablemente este realmente haya sido un crimen perfecto, solo me queda decir que fué un gusto seguir el blog...eres genial y lo sabes. Un abrazo

Carlos Cook dijo...

jajajaja, lo mas gracioso es que ahora que recien inaguro mi blog, me entero de toda esta onda que realmente cada vez me llama la atencion. soy ese individuo que conociste en aquella noche cuando te encotraste con CARLOS RIVERA, y justamente en ese momento estaba tageando(firmado) en el poste de luz. conversamos un poco de nuestros sueños, metas, como lo quieras llamar, y digo un poco, porque si hablamos de nuestros sueños el tiempo nunca bastara. Me presento como nuevo blogger que soy, y te invito a que observes mi espacio que lo autodenomine como cultural. http://cacookmorris.blogspot.com/ me interesa mucho tu comentario, y quien sabe, volver a encontrarnos en otra buena tertulia, segir aportando con mas cultura, y no solo a la gente iquiteña, sino tambien a los interesados y nuevos amigos. muchos abrazos y exitos.

Carlos Cook dijo...

mi mail es quimeracook@yahoo.es con ese mail tambien me conecto al messenger. hasta pronto.