22 setiembre 2008

La marca de La Bestia



Muy temprano, me invitan a un programa radial. Hay una pausa comercial. Soñoliento aún, entro a la cabina. Me encuentro con una querida amiga religiosa, a quien no veo hace tiempo. En tanto, la periodista, pequeña y combativa, me sonríe, intercambiamos gestos. Se acaban los comerciales. La febril metodología de la transmisión en vivo, golpea el relajo dentro del set. La periodista, dueña de una voz de acero, se enlaza con un barrio modesto, de los muchos que existen en Iquitos. Hay un dato bomba, que se ha estado regando como reguero de pólvora en toda la ciudad. El reportero la saluda y anuncia la noticia: han capturado a un presunto miembro de la secta diabólica que tatúa con el sello “666” a niños en edad escolar.

Como es evidente, nuestra completa atención se deposita en el transmisor que llega desde la zona de Punchana. Se reporta que el sujeto capturado, un cuarentón sin luces - sin más oficio ni beneficio que el hueveo o los esoterismos chicha - ha propuesto a una espantada madre “comprarle” a su hijo para, según el reportero, “sellarle” la marca diabólica-maldita-innombrable en alguno de sus brazos. Hay gritos, forcejeos, motocarros que pasan y vuelven chirriando. Las declaraciones que se pueden distinguir en medio del bullicio salvaje de la mañana - usualmente no hay actividad que no venga precedida del mismo – reiteran un veredicto indubitable: para la masa, el gentío, la muchedumbre, el bufoncito de ocasión, el mequetrefe de ideas extravagantes y absurdas, es poco menos que la encarnación del Mal, un agente camuflado por Luzbel en este mundo de los vivos para la macabra tarea de coleccionar infantes-ángeles-inocentes, matarlos o ultrajarlos. Mi querida amiga religiosa escucha en silencio, en vilo y abandonada a su propio temor, con las manos inquietas. La periodista inquebrantable, fogosa y decidida, anuncia que la policía ha introducido dentro de un calabozo de la comisaría del sector al discípulo del Maldito Cachudo. Las madres de familia, aterradas y envalentonadas, piden justicia por su propia mano. Hay tensión en el espacio cerrado. Hay un ambiente cargado de sensaciones encontradas. Yo me olvido rápidamente el tema por el que fui invitado a dialogar.

En el camino de retorno, luego de hablar de cosas que ya no recuerdo, corro inmediatamente al primer puesto de periódicos. Devoro, sin cesar, todos los diarios (o los que fungen de tales). Analizo diversas teorías, ángulos, chismorrerías y cacofonías para un mismo tema. Descubro una sincera confesión de un señor que forma parte del rito. En sus ojos descubre uno el virus de la alucinación. Y de la broma pesada disfrazada de fuego perpetuo. Con sensacionalismo, aplicando humor involuntario, demostrando harto desconocimiento, exhibiendo imágenes de seres comunes y corrientes a los que le salen los ojos de sus cuencas y la saliva les empieza a chorrear espontáneamente debajo de la comisura de los labios cuando despotrican de los “marginales”.

Estoy convencido: la histeria colectiva ha vuelto.

- Dicen que cuando nos ponen esos números nos lleva el Demonio al Infierno, ya no podemos volver y nos quemamos con agua caliente – me dice el sobrino de una amiga muy especial, mientras trató inútilmente de jugar con un Gameboy sobre muertos vivientes a los cuales hay que disparar hasta convertirlos en masa viscosa, sanguinolenta e inerte, destreza en la que el infante, obviamente, es un verdadero monstruo.

- Por mi casa hay unos jóvenes satanistas..satánicos…satanices (como pucta se llamen) y dicen que ellos son gente que se agarra a los chibolitos y los sacrifican, para luego dizque ser inmortales, como los murciélagos – me indica un motocarrista sabroso-karibeño-grupocinco-maniático, con sus lentes enormes de soldador, sus guantes de lana y su tatuaje de una cobra erecta en el hombro derecho.

Este fin de semana, las conversaciones sociales han versado con sus bemoles sobre el aspecto de los apóstoles de la crueldad. Medio en broma, medio en serio, la gente comenta sobre sus métodos, sus actividades, su forma de abordar a los jovencitos. Me he enterado que otra vez se ha puesto de moda leer el Libro de las Revelaciones (mejor conocido como Apocalipsis), best seller incluido en La Santa Biblia. En los colegios, se ha redoblado la seguridad (que, en buen cristiano, significa que los vigilantes dejarán de ser menos lerdos de lo que usualmente son, pero igual de ineficientes). Medio en broma, medio en serio, me comentan que los puestos ambulantes de videos piratas han recibido solicitudes urgentes de películas como La Profecía y Estigma.

Las madres de familia, desesperadas, buscan proteger a como dé lugar a sus hijitos, mientras ellos han hecho del asunto vehículo para la diversión y la chacota. En el mercado de Belén ya se venden, clandestinamente, sellos con la imagen 666, como antes se vendían tintas de caritas felices (el inefable Smile) o parches con la lengua de los Rolling Stones. Los escolares palomillas, incluso, se dibujan con lapicero las cifras y jocosamente desafían la nueva creencia (o la misma de siempre, reinventada para la época).

- Es el fin del mundo, hay que estar preparados, la Bestia ha salido a cazar pecadores – me señala una contrita beata, de las que usan faldas hasta los tobillos y tienen el mismo rictus de no haber sido jamás besadas.

Yo me siento en la mecedora de la huerta de mi casa, debajo de viejo árbol de mango en que – decían – su madre, una viejita con ojos rojizos encendidos, orejas puntiagudas y risa sarcástica, nos cuidaba todas las noches de los impuros, los ladrones y los gatos techeros. Termino el guión de una próxima película, mientras pienso que la marca de la bestia y la resurrección de Damián – el niño maldito – hubieran sido materias primas para despertar las pulsaciones básicas del pueblo, de la tropa que está siempre a la caza de mitos, historias, charlatanerías y verdades inventadas en las cuales creer desesperadamente (o concentraciones sobre las cuales descargar todos los miedos y fobias propias de la desopilante humanidad).

¿Más extraña que la ficción? La realidad, sin duda alguna.

Link: Todas las repercusiones del caso de la detención de Carlos Ramírez Zamora (presunto miembro de esta secta entre satánica y humorística, pueden ubicarlos en los reportes de los diarios locales
Pro & Contra y Amazonía, así como una nota del noticiero televisivo limeño
90 segundos (de donde proceden las imágenes de este post y donde se ha colgado un video sobre el tema)

16 comentarios:

Gino dijo...

Buen artículo!

Lando dijo...

Nada de esto es comparable al terrífico mito de: "LA CHARAPA ARDIENTE"
Pobrecito 666. Frente a ella ese esperpento es un "helado Sublime con maní de DonoFRIIsimo"

Raulín Herrera dijo...

Hola Pako, saludos desde la ciudad de Lima, desde hace unos meses estoy escribiendo en mi nuevo blog titulado "Las Mujeres que perdí", en donde cuento algunas de mis aventuras y desventuras con las mujeres entre otras cosas. Me gusta la manera en que promueves la laectura en los loretanos a través de la feria del libro en Iquitos, buena voz.

Fermín dijo...

Pienso que a muchos políticos y periodistas iquiteños se les debería marcar... por bestias!

Anónimo dijo...

¿escribir huevadas te hace feliz?

katty dijo...

Hola amio esta bueno tu artìculo, pero es algo tonto que algunas personas crean en eso de la "Marca de la bestia", el "sello 666", los medios de comunicacion deberian tocar temas de importancia y no dejarse llevar por alguien, que esta armando este circo, no concibo que sacan con asustar a las personas y sobre todo a los niños, pero en fin.
Cuidate mucho te deseo suerte en tus proyectos ok.

F.R. dijo...

Tu artículo está bien escrito. Haces una radiografía de la idiosincrácia nuestra. Otra cosa es la apología de la estupidez que hacen algunos diarios y locutores en la ciudad que se dedican en cuerpo y alma a embrutecer a las masas.
A Lando también lo marcaron con el 666?

Paco Bardales dijo...

Mi amigo Lando aún no ha sido tatuado por el 666, sino por el virus del humor.

Saludos, amigos

elTunche dijo...

Muy buen articulo... y no hay que descuidarse de las Bestias... y claro, sin perder cuidado de los numeros.
Quien sabe, de repente esta campana para tatuar a los ninos sea una manera de recolectar nuevos valores para el futuro congreso del a republica.
Mira que ser asi de bestio no es asi de facil, sino que lleva preparacion. Y es esta preparacion la que se debe estar buscando con esta nueva "camada". y si no,
como se dijo antes, se deberia pedir el revisarle los brazos a los congresistas a ver si alguna de esas bestias esta metida en esta movida. Este pedido debe ser quizas incluido con la campana de adopta a un otorongo...
una idea no mas

Lando dijo...

Me han pasado información demasiado importante para reconocer a esta B-E-S-T-I-A,... y... en forma muy confidencial (les ruego sólo compartirla con personas de confianza para asegurar el éxito de la campaña), les paso la fórmula para este efecto.
Los que deseen, pueden acompañar el RITUAL con los acordes de un famoso cantante español, y además, acompañar con una parafernalia que incluye medias apretadas en las piernas y pasos de ballet muy sexis.
Con muy buen acompañamiento musical, sea KARAOKE o del "Trio Verde" de IQT, tienen que escenificar este mantra de MIGUEL BOSE:

"Don diablo se ha escapado
Tu no sabes la que ha armado
Ten cuidado, yo lo digo por si...
Anda por rincones
y se esconde en los cajones
de la presa que decida conseguir
conseguir, si sigue así
yo se lo voy a decir
Que te cante, ¡ ay ! mi niña
como gozo cuando guiñas
yo quisiera darte un beso chiquitín
con un swing por aquí por allí
un beso chiquitín con un swing haa !
un beso chiquitín con un swing
Te agarra muy suavemente
Te acaba en un pis pas
No tiene moral
Y es dificil de saciar
Te gusta y todo lo dás
Don diablo que es muy cuco
Siempre sale con el truco
Del futuro colorado colorín
Y si acaso cedes
usará sus mil placeres
Para ver como te puede
Conseguir, conseguir
Si sigue así yo se lo voy a decir
Que te cante, ¡ ay ! mi niña
como gozo cuando guiñas
yo quisiera darte un beso chiquitín
con un swing por aquí por allí
un beso chiquitín con un swing haa !
un beso chiquitín con un swing
Don diablo se perfuma
Y se afeita con espuma
Es un zorro al que
Le gusta presumir
Su encanto poco a poco
A cualquiera vuelve loco
Reza y pide que te empiece
A perseguir, perseguir
Si sigue así yo se lo voy a decir
Que te cante, ¡ ay ! mi niña
como gozo cuando guiñas
yo quisiera darte un beso chiquitín
con un swing por aquí por allí
un beso chiquitín con un swing haa !
un beso chiquitín con un swing
No, no, ni hablar, no voy a caer
Vete tu a saber
(Ron con coca-cola)
Un beso chiquitito
Con un swing agarradito
Naranananana, por aqui,
Un beso chiquitito
Con Un swing agarradito
Naranananana... POR ALLI.

Muy eficaz. Definitivamente. Gracias Miguel.

Awiwa dijo...

Lando, desde que te conozco tratas de hacerte el gracioso. Lamento decirte que tu sentido del humor es pobre (por no decir nulo). Me caes bien cuando escribes sobre esas vainas de platillos voladores y esoterismo ñahui...
No te metas con el humor, no es tu sitio.

Lando dijo...

Estimado Profesor CARLOS ALBERTO SIFUENTES CAVERO (27). (AWIWA) PUCALLPA, PERU, awiwa_1@hotmail.com.
He decidido muy seriamente, en serio, seguir sus acertados consejos. Sólo escribire sobre esas vainas de platillos voladores y esoterismo ñahui...
Y si estas en IQT, contactame al 965662789 y te invito un acostumbrado juane con jugo en el Mars de La Marina a las 8 am de cualquier día y compartimos bonitos temas...muy serios por cierto... (no lo tome en broma)¡ah! también estará de convite mi querido amigo Isaac Ocampo, el www.lorito.com.pe delaselvasuwebon.
Cordiales y amistosos saludos.

Luisa Briceño dijo...

Cada quien en su lio, en referencia la articulo me da risa, es satirizar un tema que despues va a costar millones a los padres y enriquecerá a los psicologos (que estan aun más locos que uno), pero lo cierto e indignante es saber que hay personas que pretenden acorralar y ultrajar (no de manera sexual necesariamente) a niños quizas inocentes y traumatizar más aun a los padres. La solución es simple, no hacerles caso y enseñar a nuestros hijos "DEFENSA PERSONAL" para que ningun hijo de vecino le quiera obligar a hacer algo que no quiere, insisto cada quien es libre de pensar lo que le de gana pero no tiene derecho a obligar a los demas a creer lo mismo que ellos. El número "6" solo significa imperfección (así como el 7 perfección) y los humanos somos imperfectos por naturaleza, ahi encontramos las respuestas a tanta tonteria que hacemos en la vida, la imperfección de nuestro ser.

Por otro lado Lando, hace mucho años te entrevisté (2004) y a mi si me pareció que tuvieras un muy buen sentido del humor, me divertí mucho contigo y hasta si mal no recuerdo hiciste una caricatura mia al lado de los productores del programa, si la conservas (en el caso que la hayas hecho) me gustaría verla

Lando dijo...

Hola Luisa:
La caricatura se quedó con la produccion. Pero no Hay problema. Te hago una nueva al toke.
Tengo un vecino que es una "bestia", pero es un buen pata.
Cuando desees podemos dilucidar esas supersticiones y lo conversamos. Los medios necesitan "vender" y se alimentan de esos temas que ni ellos mismos conocen a cabalidad y terminan "cruzando" a la ignorante población. Ignorancia en el sentido de ignorar muchas cosas. No en el sentido despectivo. Respetos guardan respetos.
Nuestra naturaleza es dual. Tenemos a Dios y a la Bestia en nosotros. Cuál aflora, cual vence en nosotros? De nosotros depende.
Mirate al espejo. Tu eres lo que quieres ser.
Hacia donde quieres canalizar tu poder. Si tienes acceso al Kybalion de Hermes Trismegisto, léelo. Las claves están allí. Es la piedra angular del esoterismo.
Alli descubriras que el Diablo (o 666) es una zapatilla vieja al lado de tu poder creativo y constructivo.
El resto es pura lata.
Gracias por tus amables referencias.
Lando
landocaricaturas@msn.com
olopezvideira@yahoo.es
Nota: Si deseas "El Kybalión" o "El Secreto", te lo envio al email que me indiques

Awiwa dijo...

Ese es mi Lando! Me encanta leerte esas cosas! No te olvides de mencionar a Abraxas, los templarios y a los Cátaros.
Es cierto que hay bestias a montones, en la política y en los medios.
Saludos!

Luisa Briceño dijo...

Que chevere, muchas gracias Lando no te imaginas como busqué ese libro, pásamelo porfis a lgbc86@gmail.com y cuando lo termine de leer lo comentamos personalmente y de paso me haces la caricatura, por cierto, cuanto me va a costar, jejeje