30 setiembre 2008

El Diablo ataca otra vez


Camuflado entre el desconcertado pueblo, bombardeado en exceso por el sensacionalismo de cierto medios, vigorizado por la ignorancia y el temor, la Bestia 666 ha atacado otra vez. La agresión ha sido grave y ha tocado a gente inocente. El reporte lo tiene el diario Pro & Contra:

Enardecidos y nerviosos pobladores del caserío Santa María del Amazonas casi linchan a integrantes de la “ONG Amazon Promise” al confundirlos como miembros de la secta satánica 666, por lo que tomaron las instalaciones del colegio para evitar que fugara y hacer justicia debido al temor de ser sellados con el número de la bestia. Todo sucedió la mañana de ayer cuando los integrantes de la ONG llegaron hasta las instalaciones del colegio para brindar atención médica gratuita a la población de escasos recursos económicos, pero extrañamente uno de los pobladores de apellido Sinty alarmó a todos que no se dejaran sorprender ya que la única razón de la presencia en la zona era para captar adeptos para la secta, hecho que confundió a la población que se mostraron violentos.

Segundo Colonia Cahuaza (40) estadístico de la ONG, fue retenido por la población en la biblioteca del colegio por lo que Jesús Flores Díaz (53) director del colegio tuvo que pedir la intervención de los serenos de Punchana, al igual que de efectivos de Radiopatrulla quienes llegaron al lugar para rescatar al integrante de la ONG. Colonia fue sacado del lugar rápidamente por agentes policiales, mientras que una enardecida turba de casi 200 personas quería lincharle e incluso llegaron a violentar las unidades vehiculares, mientras que Alex Sandoval, médico de la ONG, precisó que 15 cajas de medicinas fueron quemadas por la población cuyo monto asciende a 50 mil dólares. Patricia María Webster, presidenta de la ONG, lamentó los hechos vandálicos, sostuvo que llegaron al lugar como a muchas otras zonas, tras las coordinaciones con el director del colegio para brindar atención médica gratuita.

La histeria colectiva que han generado algunos perosnajes y medios de comunicación, que motivó un irónico artículo de mi parte, ha empezado a generar sus delicados efectos. La turba, motivada por los cables zafados de alguien (que a su vez ha sido alimentado mentalmente por la psicosis informativa) casi desencadena una tragedia, pero al mismo tiempo ha llevado a que se incendien y destruyan cajas con medicinas, cuyo único fin era beneficiar a los mismos miembros de la comunidad.

¿Será que los tiempos oscurantistas están volviendo? ¿Será que el Demonio 666 se ha convertido en el nuevo Pelacaras de esta época? Esto no es una película, no es ficción. Es la pura, purita, realidad.

¿No es como que demasiado?

Un poco de agua fría en medio del incendio nos haría bastante bien.

Link: Ikitozz City nos ilustra en su blog sobre manifestaciones de embustes y verdades acerca de estas "sectas"

9 comentarios:

Choy dijo...

sicosocial!!!

O_O

Gino dijo...

El único que demonio que existe es la ignorancia, alimentada y asuzada por otros ignorantes gritones que influyen y mueven masas desde sus micrófonos en las radios.
Las autoridades deberían actuar ane este real problema que en cualquier momento podría causar la muerte de personas. Los gobiernos locales no solo están para hacer obras y asistir a inauguraciones y cocteles. Una de sus tareas es buscar la cohesión social, guiar, educar, culturizar...
Este asunto ya se ha convertido en un problema de histeria colectiva. ¿Nadie puede frenar a esos parlanchines que alarman a la población desde las radios locales?

Lando dijo...

Como le dije a Luisa Briceño, tengo un vecino que es una "bestia", pero es un buen pata.
Los medios necesitan "vender" y se alimentan de esos temas que ni ellos mismos conocen a cabalidad y terminan "cruzando" a la ignorante población. Ignorancia en el sentido de ignorar muchas cosas. No en el sentido despectivo. Respetos guardan respetos.
Nuestra naturaleza es dual. Tenemos a Dios y a la Bestia en nosotros. Cuál aflora, cual vence en nosotros? De nosotros depende.
Miremonos al espejo. Somos lo que queremos ser. Es cuestion de hacia donde queremos canalizar nuestro poder.
Si tenemos acceso al Kybalion de Hermes Trismegisto, leámoslo, las claves están allí. El Kybalion es la piedra angular del esoterismo.
Alli descubrimos que el Diablo (o 666) es una zapatilla vieja al lado de nuestro poder creativo y constructivo.
El resto es pura lata.
Sicosocial o no, contribuyamos a que la superstición y la ignorancia no campeen.
Saludos.
Lando.
landocaricaturas@msn.com
olopezvideira@yahoo.es

Enrique Dávila dijo...

Es curioso porque justo pensaba que en algun momento a alguien se le va a ocurrir tratar de linchar a alguien por el miedo que le estan metiendo a la cabeza.

La histeria colectiva no tarda en manifestarse en este tipo de situaciones.

En el enlace a mi blog que pone Paco explico un poco sobre esta farsa del 666 y satanismo que dio pie a todo esto.

PD: A propo, esta cuenta lleva a "El mundo de Alexia" y no a "Ikitozz City", Pero soy el mismo Enrique Dávila que viste y calza...

...un por si acaso.

Ana dijo...

Eso es una alucinacion coincido con Gino de que el mayor demonio es la ignorancia. El 666 es el numero de los ignorantes mas que de la bestia

MARTIN ASPAJO DIAZ, Iquitos, Perú dijo...

Los medios de comunicación son en parte los culpables de hacer tanta alboroto, acompañado de una baja educación de los paisanos!!!
Los verdaderos 666 son los autoridades locales que solo sirven para meter uña y dientes.

Awiwa dijo...

Instituciones como el Gobierno Regional, las municipalidades, la DREL, las Universidades locales, el IIAP, el CETA, el INC y otros, deberían pronunciarse sobre ese hecho vergonzoso. El silencio linda con el consentimiento, la indiferencia o la infraternidad con los paisanos. Después se llenan la boca hablando de snsibilidad social...
Francamente!

Anónimo dijo...

Y la 666 que firma como la anónimo polémico? Dbe estar enjuermita o buscando adeptos, jeje

Anónimo dijo...

Me dicen que en la Municipalidad de Maynas hay un Pobre Diablo... es cierto?