27 setiembre 2008

PAUL NEWMAN HA MUERTO


El gran Paul Newman ya no está más con nosotros. Una vez más, el cáncer se ha llevado a uno de los nuestros. La noticia, según Infobae:


El reconocido actor norteamericano murió a los 83 años en su casa de Nueva York, informó el diario italiano Corriere della Sera. Padecía cáncer de pulmón.

El fallecimiento fue anunciado por Vincenzo Manes, presidente de la
fundación Dynamo Camp de Limestre (centro de Italia) que integra la organización internacional de solidaridad fundada por las estrellas de Hollywood.

"Esta mañana a las 7.30 recibí un correo electrónico desde Estados Unidos en el que se me informa que Paul Newman no está más entre nosotros", dijo Manes.

Mi padre me enseñó que había que querer a Paul. Que había que estar orgulloso de que hubiese sido parte fundamental de películas como Ausencia de Malicia, Hud o la demencial Exodo.

Pero ¿por qué no querer también a Newman por La leyenda del indomable, o la alucinante Distrito Apache: El Bronx?

La gran imagen del rudo galán clásico hollywoodense es, sin duda, La gata sobre el tejado. Imagen total, 1957, una joya de la cinematografía, Paul frente a la extraordinariamente bella Liz Taylor, intentando, tanteando, sufriendo pero al final entregándose genuinamente al deseo y a los sentidos.



La primera película real que recuerdo de él, es El color del dinero, donde Paul se enfunda en su papel de hombre desesperanzado envuelto en su look mayamino, pletórico en alcohol y alquitrán, relajado y a la vez cunda, mientras le da a una bola de billar con la mayor de las destrezas, en tanto Tom Cruise sabe que no podrá hacer mucho para evitarlo.

La última, una irregular Camino a la Perdición (dirigida por el también irregular Sam Mendes), en la que, en todo caso, una de los mejores momentos son la presencia sombría y gélida del personaje encarnado por Newman.

Ahora, Newman simplemente agranda su mito y engrosa su leyenda, bien ganada, por cierto.

Lo vamos a extrañar.

2 comentarios:

Lando dijo...

Lo recuerdo desde Fuerte Apache en el Bronx hacia atrás. Ahora es una estrella mas en el firmamento que me inspira desde mi huerta en IQT.

Erick el Rojo dijo...

interesante... un saludo desde Cusco...