09 mayo 2008

ERMENEGILDO NO ES CHOLO ¿MANYAS?


Leo el último post de Desde el tercer piso y no puedo evitar reírme nerviosamente.

Resulta que
Ermenegildo Zegna es una marca prohibida para indios, autóctonos, mestizos, aspiracionales, charapas, aymaras, nacionales, cholos (y demás parecidos o iguales). Solo gente A1, serios, encantadoramente fuera de cualquier perfil racial, socioeconómico, culturalmente real, local, peruano.

Ermenegildo Zegna, nombre cojudísimo-pero-ficho, ha hablado a través de su más cojudísima (racista/clasista) representante Vanessa Delacroix (el apellido, hija, el apellido) y le ha mandado un puntapié al cumbiamberamente famoso y nunca bien ponderado Grupo 5 (en
nota de Perú.com, que retoma un reporte del programa Enemigos Íntimos que pueden ver aquí)



Luego, las declaraciones de Delacroix:

"Esa marca es para gente seria y la cumbia no es seria. No sabíamos que la ropa era para el Grupo 5. He recibido malos comentarios de mis clientes", afirmó en un reportaje del programa 'Enemigos Íntimos'.

Delacroix explicó que el perfil de sus clientes es el de "gente seria como políticos" y agregó que su público objetivo es "A+". Asimismo, descartó que la tienda discrimine a los músicos chiclayanos, ya que ellos también tienen "clientes oscuritos"

A partir de ahora, antes de prestar su ropa para sesiones fotográficas que son publicadas en revistas locales, solicitarán información del personaje a vestir."

¿Osea? Nada que ver, pues, la tía ha quemado feo. Y ha expresado un desconocimiento absoluto de lo que es el respeto, la dignidad de las personas. ¿Osea? La tía Delacroix cree que puede venirnos a envolver con su apellido como si fuera esto un latifundio de los de antaño. La doña De la Cruz (traducido, para que no nos atontemos tanto) asume que aquí puede venir a hablar con desprecio de seres humanos en cadena nacional y piensa que no va a pasar nada. ¿Al Grupo 5, todavía, que no es santo de mi devoción, pero es un fenómeno musical y de masas que mueve mucha más plata que la que varios de los clientes A+ de Hermelindo lindo (¿acaso sus clientes tienen el mismo tipo de sangre?).

"También tengo clientes 'oscuritos'" Sí, claro, Vanessa, mi amor. No sé si todas la gente como tú nace sin demasiadas neuronas para no hablar demás (con un ataque de sinceridad involuntaria que se agradece).

De refilón, este mensaje para Vane, pitucaza: Querida, por si no sabías, el Perú ha cambiado un montón (y no sólo es un mal momento que ves pasar en medio del caos vehicular del país en tu carrito seguramente decente). Y esos señores, gorditos, cetrinos, no muy altos, patichuecos quizás, nada rubios, nada atléticos, nada anglosajones (fotografiados por una
revista importante del medio como Cosas, que entiende el negocio del país) son los que tienen el verdadero poder en sus manos. Honey, no te ofendas, pero prefiero mil veces Hugo Boss, prefiero mil veces Bennetton y, a mucha honra, prefiero mil veces Baronet a tu racista marca de nombre ridículo (o a la compañía que tiene negocios en torno a tu espacio no se permitiría tener una tipa tan desubicada como tú). Pero, ya sabes, al Perú lo viste Gamarra, darling. Nada serio. Recontra serial, más bien. En verdad, lo que has dicho es serio, existen leyes que castigan la discriminación y los "cholos" no somos tan aletargados, como hubieras pensado o imaginado. Y no creo que Ermelindo lindo se la quiera pelear con un sector tan importante del país que podría pagar fácilmente lo que le pidas por un terno. Relájate, no te estreses, respira profundo y piensa que esta vez la has embarrado por completo. Osea, cálmate y piensa que la discriminación ya la hecho demasiado daño a este país como para seguir tolerando que sigan existiendo desatinos del tipo que permitiste.

Y no te preocupes si algún momento (el destino no lo quiera) te toca ver mi nombre entre algún medio (el destino no lo quiera) que ha pedido canje para sesión de fotos con las prendas de Ubaldo/Matildo Señas. Despreocúpate. Puedes meterte la ropita donde no le dé el sol. Kisses
.

Link:
Un breve comentario de Bruno Ortiz.
Link: La racista Vane Delacroix ya tiene quién la defienda
: "(...)las prendas de la boutique Designers pierden valor si cualquiera las puede usar."
Link: La cumbia no es intelectual, pues (Marco Sifuentes).
Link: Cumbiería intelectual(El Morsa)
Link: ¿Qué marca visten los cholos? (Esther Vargas)
Link: Ayudemos a Designers (Choledad Privada)

15 comentarios:

Anónimo dijo...

BRAVO! BRAVO! Y BRAVO!!!!!
Sara.

Anónimo dijo...

oinicDefinitivamente la susodicha está desubicada en cuanto a su marketing comercial, y allá los medios (y los bloggers, superdespiertos ustedes) que "levantan" estas actitudes. Estamos en un país marcado por el racismo en todas las direcciones (Jorge Bruce dixit), mientras busca afirmar su cholificación; Pero, ante todo, el sustento de la discriminación es económica. Por eso resulta bien cachaciento leer que prefieras "mil veces" otras marcas (que supones no discriminan, pero "distinguen" a sus consumidores). Desde luego, ningún peruano promedio usa las marcas de tu preferencia, salvo pirateadas. Y desde luego, así también resulta que Ermenegildo es choleado en nuestro país de Brians, Roberts, Vanessas y Alexandras.
Sin ningún ánimo de fastidiar.
Saludos.
Anónimo loretano.

Paco Bardales dijo...

Exacto, mi estimado Anónimo Loretano, es pura y simple cachita...Es solo una forma de estimular la pedantería de mi querida Vane (personal, profesional, de clase).

Tú y yo sabemos que a nuestro país lo viste Gamarra, lo viste Polvos, lo viste El Hueco, lo viste la Cachina.

Ermenegildo? Hugo Boss? Benneton? Ja, el humor nunca está demás.

Aunque saco la cara por Baronet, esforzado producto de sabor nacional. Aunque no sea tan barato.

Anónimo dijo...

Hola Paco, también yo vi el reportaje que le dedicó Beto a este tema en Enemigos Íntimos y me pareció lamentable lo que pasó. Ahora falta saber si llegan a aceptar a Beto y Aldo como clientes, porque al parecer los han puesto en una lista "que debe ser aprobada en Italia" jajajaja.

Lo que me llama la atención es que, por un lado, los de la tienda se sienten los únicos autorizados a vender determinadas marcas que en otros países encuentras regularmente hasta en tiendas de alcance popular y que, obviamente, puede comprarlos el público de a pié. Cuestión que los interesados se consigan un contacto nomás y pueden tener todo en un abrir y cerrar de ojos.

Por otro lado, mencionan entre su clientela "gente seria" como políticos, por ejemplo. Y si leemos los periódicos, definitivamente tendremos que aceptar que los políticos, pues serios no son. Hay que mandarle un video de Alan bailando la culebrítica moviendo las tetas, ¡ay mi Dios! Y si éso hace el presidente, entonces, ¿de qué seriedad habla la monga ésa?

Y para terminar, tengo una pregunta, ¿ser politíco es sinónimo de aceptación en esa tienda? si es así, entonces con mayor razón deberían aceptar a los chicheros o cumbiamberos porque los que detentan el poder lo hacen por el voto que le ha dado la mayoría y éste no se otorga precisamente por la "clase A+" como la representante de la tienda llama. El voto se define con los chicheros, con los cumbiamberos, y si quiere más, con los que cantan y bailan huaynos y pandilladas.

Anónimo dijo...

Aquí cualquiera puede venir a decir wevadas como los que dicesesta tipa y encima hay algunos idiotas que la defienden con eso de la distinción. Por eso existen zonas exclusivas, por eso no permiten que en la Marina no entre gente de color, por eso ciertas playas del sur no permiten que entren las domésticas a bañarse en ellas, por eso algunas discotecas no dejan entrar a cholos y negros y mestizos porque no ponemos la cuota "distinguida". Y existe un tipo que puede defender desde la "intelectualidad" esto. Sí, pues, lamentablemente, la estupidez es un mal que rebasa cualquier segmente social.

Anónimo dijo...

Tengo una lectura diferente del post de Salas y creo que no está defendiendo la actitud de la ya casi famosa representante de EZ (por lo menos en la blogósfera). La frase que utilizas para linkear el post de Salas no expresa lo que su lectura descontextualizada parece sugerir. Partiendo de la crisis de símbolos en el status (de identidad) en el país, donde la "distinción" se busca a como sea lugar , aún trepando para identificarse con el grupo dominante para ser uno más de el, sin cuestionar contenidos, advierte de un populismo progre que bendice toda manifestación artística, particularmente la cumbiambera sin reparar, entre otras cosas, en la creatividad artística.

La reflexión no es nueva ni original, pero la considero válida en la medida que contribuye a manifestar un punto de vista que cuestiona la cultura popular actual. En general, si tenemos una clase dominante (incluida los representantes políticos) corrupta, históricamente inepta,antinacional, alienada, etc,etc; son las clases dominadas, sustancial y cualitativamente mejores?
No conozco a Salas, ni en pelea de perros.
Saludos
A.l.

Paco Bardales dijo...

Tampoco conozco a Daniel Salas, aunque reconozco que es un representante destacado de la blogósfera peruana (miembro de un blog bastante interesante). Ahora, es cierto que su post puede criticar totalmente las políticas de envanecimiento de ciertos símbolos de la nueva movida artística y musical peruana (aunque en su post parece sugerir un desprecio a TODOS esos símbolos). Es el derecho de Daniel Salas hacerlo (y en eso coincido con él). Endiosar a los cumbiamberos y decirle que son lo mejor que le ha podido pasar a este país es un verdadero exceso, no muy reflexivo que digamos (pero que tiene un correlato también en la explicación de los fenómenos populares masivos, un caso claro es el entierro de una ex bailarina de un famoso grupo de música popular, que paralizó totalmente la ciudad)

Lo que sí me parece un exceso de su parte es crear en su post todas las condiciones para "justificar" o "legitimar" la actitud de la señora Delacroix. Ninguna frase reprobatoria, nigun deslinde claro, ninguna frase. Que quede claro que no es solo un asunto de inteligencia. Este es un asunto absurdo y evidente de discriminación, de racismo solapado y ahora desembozado. Y en ese sentido, no sé si consciente o incoscientemente, le ha dado lanzas a Vane con frases como:
"Uno viste ropa no solo para abrigarse, sino también para distinguirse. En el mundo de las distinciones, los que están (o pretenden estar) arriba de la pirámide no quieren confundirse. Esto, por supuesto, es bastante razonable dentro de la economía simbólica que impone la indumentaria. Las prendas de la boutique Designers pierden valor si cualquiera las puede usar". La distinción implica, desde mi modesto punto de vista, resaltar sobre quienes están alrededor de ti, en el colectivo, bajo condiciones similarmente objetivas. Lo de Delacroix es pura y simple discriminación racial. Ante ello, no habría mucho que pensar, no soltar un rollo ambiguo que confunde o encierra en divagaciones lo que al fin de cuentas debería ser una decidida crítica.

Hay muchos izquierdistas de los ochenta a quienes se les condenó - y condena aún - moralmente porque, con su descuido, simpatía o silencio, permitieron el avance o solidifación ideológica de la subversión. No es el caso de Salas, pero debemos cuidarnos de evitar la distracción o el rollo académico sofisticado ante hechos demasiado evidentes como para mirar el caso con una lupa empañada.

Un saludo

Anónimo dijo...

Bueno Paco, este tema da para un montón. Pero no exageremos las cosas buscando la excomulgación de "De la Cruz", para enfatizar nuestra posición contra el racismo.

Como dije en mi primer comentario a este post, nuestro país sigue buscando y construyendo su identidad mestiza. Y la choledad es una construcción de largo aliento, dentro de la cual la discriminación - latente y manifiesta- es una munición abundante en todas las trincheras.

Si pues, los izquierdistas de los 70 y los 80 se han acomodado hoy al sistema demostrando con ello que nunca estuvieron a la altura de sus palabras y sus gestos vociferantes de entonces; pero de ahí a echarles la culpa de la subversión armada, es mucho decir.
Saludos
A.l.

MARTIN ASPAJO DIAZ, Iquitos, Perú dijo...

TODOS SOMOS CHOLOS. "PEOR ES LA PERSONA QUE ES CHOLO Y CHOLEA A LOS DEMAS".

Anónimo dijo...

No creo que es chica tan despistada pueda hablar por una marca tan reconocida a nivel internacional. Ermeengildo Zegna es muy famosa y sus políticas no deben ser los de discriminar a ningún cliente. Son muy cuidadosos de ese aspecto.

Creo que fue un error de la chica, no de la marca

Romina Rivas

Anónimo dijo...

qué se puede esperar de daniel salas, que ha comentado que ni siquiera baila....

ver http://puenteaereo1.blogspot.com

Daniel Salas dijo...

Absurdo, pues. En mi post no defiendo lo que dijo Vanessa Delacroix. La llamo literalmente "zonza" y explico su racionalidad en términos de economía simbólica, que es un concepto de Pierre Bourdieu. Quien haya leído completo y con atención mi post entiende que no estoy defendiendo en absoluto esta declaración racista. Eso sí, está totalmente de más calificar el nombre "Ermenegildo" de ridículo. Ahí sí hay un problema clasista que resolver.

Carlo Magno: Cuestiones de la Polis » Grupo 5 vs. Designers. Crónica de una discriminación anunciada dijo...

Estimado Paco Bardales,

Precisamente a partir de este tema he llegado a tu blog. Está bacán.

Por mi parte también he abordado el tema. Aunque, como la mayoría, me parece condenable la actitud de la señorita Delacroix; he preferido tratar algo más la actitud de la revista Cosas. Veamos.

Es sorprendente que Cosas haya hecho el reportaje al Grupo 5. Cabe destacar que Cosas tuvo que editar 391 números para que, finalmente, aparezcan en sus “lustrosas páginas” personajes que no pertenecen a sus cerradas redes sociales. Precisamente por lo inusual de la entrevista, Beto Ortiz calificó al reportaje como un verdadero acontecimiento, todo un fenómeno, una revolución.

Aunque el mismo Beto consideró que la publicación del reportaje es “un enorme progreso”, yo no estaría tan seguro. La representante de Cosas justificó el inesperado reportaje, señalando que la revista siempre saca gente de éxito, sin importar quien sea o que haga, entonces, dado que el Grupo 5 tiene un exitazo es suficiente carta de presentación.

Lo que no dice la representante, es que, por lo menos hasta la publicación del reportaje, el criterio que Cosas ha tenido para definir a la gente de éxito, ha coincido, casi milagrosamente, con la pertenencia a los sectores sociales A+ (de acuerdo a la catalogación de la muy inteligente e intelectual Vanessa Delacroix). Ciertamente, cholos exitosos existen desde antes que se cree la revista, pero sólo hasta ahora han sido merecedores de ser entrevistados y aparecer en sus privilegiadas páginas.

Ello es tan evidente que en Designers no podían imaginarse, ni en sus peores pesadillas, que en Cosas pudiera ocurrírseles hacer una entrevista a unos cholos chicheros y, menos aún, vestirlos con sus finísimas prendas.

Por ello, Designers tenía con la revista un acuerdo de canje publicitario libre, sin preocuparse por quienes pudieran vestir sus sofisticadas marcas (ya que estaba clarísimo que la revista sólo entrevistaba A+).

Si el reportaje sobre el Grupo 5 es sólo flor de un día o si, efectivamente, Cosas ha decidido sinceramente evolucionar y empezar a tender puentes de integración, admitiendo en sus páginas a otro tipo de “exitosos”, es una cuestión que sólo el tiempo podrá decirlo.

Algunas ideas más sobre este tema las desarrollo en mi blog (CUESTIONES DE LA POLIS), en el siguiente link:

http://blog.pucp.edu.pe/item/23154

A ver si me haces una visita.

A propósito, he linkeado este post al mío.

Anónimo dijo...

solo para tu libro, q puedas pagar algo no signifi k q te quede bien y si lo q compras te deja misio a ya tu no lo crees choledad peruana,la envidia no nos deja avanzar x eso estamos como estamoS

Anónimo dijo...

Yo creo que todos en algun momento hemos choleado, en ese sentido seria hipocritas hacernos los ofendidos por las desafortunadas declaraciones por esta señorita cuyo nivel social ha quedado estancado en el año 1800, lo que si es reprochable es la exteriorizacion de este pensamiento, pues si una persona es de apariencia desagradable no se lo vas a decir a la cara, simplemente callas y sonries por una especie de respeto. Algo que dudo a esta señorita sus padres le hayan enseñado