27 febrero 2006

PERSECUCIÓN POLITICA Y JUDICIAL CONTRA POLITICO OPOSITOR LORETANO

Norman Lewis es un personaje público en Loreto, ha sido ex teniente alcalde de la ciudad, candidato a la Alcaldía y ahora, candidato al Congreso. Además, es uno de los líderes del movimiento Fuerza Loretana, de los más populares de la región, y aliado de Fuerza Democrática, el partido de Alberto Borea. Lewis ha sido condenado a cuatro años de cárcel efectiva por una denuncia de usura que no ha guardado en absoluto el debido proceso, la presunción de inocencia y la recta administración de justicia, en una aparente venganza política manejada por jueces vinculados al Partido Aprista en Iquitos. Este es un artículo escrito por mí y publicado el día de hoy sobre este aspecto.


¡NORMAN LEWIS LIBERTAD! (LA IMPORTANCIA DEL PRECEDENTE)

Después de haberme enterado de la nauseabunda sentencia de tres años de prisión condicional que le dieron al sobrino de Toledo por violación de una mujer desesperada, estoy cada vez más convencido que el Poder Judicial se ha convertido en guarida de operadores vinculados a diversos estamentos del poder oscuro. La sentencia condenatoria a Norman Lewis tiene visos de una venganza ejecutada con motivos estrictamente electorales.

Sé que me estoy jugando un albur en este tema, pero presiento (la corazonada me indica) que si Lewis cometió un delito, falta o sanción, no se merecía en absoluto la cárcel efectiva. No con los esquemas que la Corte Superior de Justicia de Loreto. No con los desconcertantes anticuchos del Vocal José Cueva Zavaleta. No con los considerandos de una sentencia a todas luces apresurada, arbitraria, prevaricante. No de otro modo puedo considerar a un Poder Judicial que en el pasado ha perseguido a Jorge Chávez Sibina por delitos que no cometió, que ha encerrado a Raul Chuquipiondo y le ha hecho la comparsa a su cancerbero mientras el JNE lo ampara en el cargo, que ha cometido la barbaridad inconcebible de destruir las vidas de personas honorables como el arquitecto Manuel Porturas o los señores Angel Barbis y Américo Sánchez, por nombrar sólo algunos eslabones de una larga e interminable cadena.

Lo digo sin ambages: la antipatía política que nos produzca un determinado personaje no nos autoriza a discutir su culpabilidad en cualquier denuncia que se le haga pública. Y ante ello, no se pueden infiltrar en nuestra máxima institución tutelante de la seguridad jurídica dizque magistrados a corroborar la agenda de ciertos sombríos personajes embriagados de prepotencia y oportunismo. Las pruebas de que algo se pudre contra Lewis son sólidas y, honestamente, vergonzosas; son un claro monumento al cinismo. Le dan una estocada a la verdad y la honestidad.

Como anteriormente ha señalado el candidato Alberto Borea ( y cualquier abogado con dos dedos de frente y algo de dignidad), esta sentencia atenta claramente contra el debido proceso y la presunción de inocencia. Es inaudito que mientras un Fiscal en su dictamen no encuentra razones para acusar a Lewis, pero a pesar de ello y violando todas las garantías procesales, lo acusa formalmente, la Sala Penal, sólo al día siguiente, estando a tan sólo a unas semanas de la inscripción de las listas parlamentarias para las elecciones, lo condena a cuatro años de prisión efectiva, usando un proyecto de sentencia con enmendaduras groseras, en la cual uno de los vocales de vacaciones sorprendentemente se reincorpora a sus labores sólo para votar contra la inocencia dictaminada por el máximo acusador del Estado (en este caso el representante del Ministerio Público). Una desvergüenza absoluta.

En ese sentido, la innoble acción de los jueces (digitados por el partido gobernante en Maynas) se ensaña incluso con gente que no tiene ninguna vinculación política, pero también es absolutamente arbitraria. Por el mismo proceso, se absuelve – con absoluta justicia, por cierto – a la señora Silvia Colichon, quien se encontraba comprendida en el caso exactamente por lo mismo que Lewis. Claro, la señora Colichon no es política, no ha sido teniente alcaldesa y no tiene aspiraciones de ser candidata al Congreso por Loreto. Lewis sí, y eso basta como criterio para que los jueces filoapristas lo encierren casi en el acto.

Los que movieron este proceso contra el militante de Fuerza Loretana y del partido de Borea son, además, pésimos para el cálculo político. Lewis no tiene opción alguna para llegar a ser electo congresista, por más que pueda estar en los primeros puestos. Fuerza Democrática, con Borea a la cabeza y con menos de 1% en la intención de voto en las encuestas - a escasas seis semanas para las elecciones - muy difícilmente podrá trasponer la valla del 4% a nivel nacional que la ley establece como porcentaje mínimo para que una agrupación pueda acreditar representantes en el próximo Parlamento.

No creo que Lewis sea un angelito, por cierto, pues hemos tenido en el pasado demasiadas evidencias que su comportamiento (y el de su eterno jefe Iván Vásquez) ha sido desafortunado y negativo. Iván y Norman, como ningunos, han usado la táctica de la venganza política contra sus adversarios y han tenido niveles de saña y crueldad que debería hacerlos reflexionar. Pero defender la libertad de un inocente - hasta que no se demuestre lo contrario- debe ser el reto de toda recta y ética administración de justicia, así como de toda sociedad que se precie de moderna, democrática y decente. La libertad de Lewis (y todos los injustamente sentenciados, como Barbis o Sánchez) debe ser el paso que los ciudadanos honestos debemos realizar, al margen de posiciones ideológicas respectivas respetables y harto conocidas. La campaña por su excarcelación debe iniciarse cuanto antes.

2 comentarios:

Pako Bardales dijo...

CARTA ENVIADA A DIARIO PRO&CONTRA

Señor:
Jaime Vásquez Valcárcel.
Pro & Contra

El jueves 23.02.06, en su espacio "Nos Escriben" publicaron una carta que titulan: “Solicitan información de casos”, enviada por José Marín Arévalo, que reclama “veredictos y escarmientos” por los casos de corrupción en el periodo 1999-2002 de Iván Vásquez de Fuerza Loretana.

El lunes 27.02.06 Francisco Bardales titula en su columna "IQT": "Norman Lewis Libertad".

Debo reconocer que el señor Arévalo me hizo recurrir al diccionario para ver el significado de la palabra “ANACOLUTO” y, lamentablemente, el término recae justo en Francisco Bardales por la inconsecuencia en la construcción de su artículo, pues primero refiere a Norman (e Iván) “como de comportamiento desafortunado y negativo que han usado la táctica de la venganza política contra sus adversarios y han tenido niveles de saña y crueldad”. (Sic). ¡Es verdad! Pero remata convocando a una campaña por su excarcelación. Sinceramente no se me ocurre ir del brazo (y verlo a Francisco, del brazo) de familiares y simpatizantes de los involucrados gritando ¡Norman Libertad!, cuando –como es de su conocimiento- muchos funcionarios de la gestión de Chávez Sibina nos pasamos cuatro años requiriendo documentos en la MPM para probar nuestra inocencia, sin ser atendidos, precisamente, por aquellos que ahora claman justicia (algunos No Habidos) y que nos "Inhabilitaron" hasta por cinco años ¡con saña y crueldad!

Recién, con la actual gestión, fuimos atendidos por la MPM, en cumplimiento de las leyes –como es mi caso- y con esas pruebas fuimos "Absueltos" en todas las Instancias, unos en la Corte Superior, otros en la Corte Suprema.

Mejor precedente es confiar en el Estado de Derecho, en la Justicia, y –vigilantes- esperar que se agoten todas las instancias, si es que se presume inocente (aunque pocas veces justo) antes de promover esa campaña a su favor, que me parece una "anacolutez" (con la dispensa de la Real Academia Española).

José Luis Jarama Cáceres.
DNI 05392113.
jljarama@hotmail.com

Pako Bardales dijo...

NUEVAS NOTICIAS REFERIDAS AL TEMA DE NORMAN LEWIS

En su calidad de abogado llegó ayer a Iquitos el candidato presidencial de Fuerza Democrática, Alberto Borea, para asumir la defensa de su candidato al Congreso Norman Lewis del Alcázar, quien desde hace más de un mes permanece recluido en el penal San Jacinto de Iquitos, por el delito de peculado.

Borea dijo que ha dejado de lado su campaña presidencial por algunos días para dedicarse por completo a la defensa de su candidato, quien según Borea, se encuentra injustamente detenido, por lo que trajo pruebas que demuestran su inocencia las cuales están incluidas en el Habeas Corpus que presentó ante la Corte Superior de Justicia de Loreto.

Alberto Borea, señaló que en nada ha afectado su campaña presidencial la reclusión de su candidato al Congreso sino que más bien lo ha levantado, señaló que detrás de la detención de Norman Lewis hay intereses políticos para dejarlo fuera de la contienda electoral porque sabe que llegará al Congreso.