06 febrero 2006

OLLANTA Y EL BLOQUE POPULAR: OPINION EN MEDIO DE UN PROCESO. Escribe: Martín Reátegui Bartra

Las elecciones para presidente de la república y congresista están cerca.
Como dijera Carlos Marx cada cierto tiempo se le permite a la clase trabajadora elegir que representantes de las clases poseedoras les representarán y aplastarán en el parlamento.

Mientras el sistema económico y político en el Perú esté enfeudado al imperialismo todo proceso electoral tendrá las características dadas.
Sin embargo, esta situación no niega que las fuerzas democráticas populares dejen de ingresar a lidiar contra los opresores en su propio terreno.Ya Mariátegui señalaba que el parlamento debe ser utilizado como medio de propaganda de las ideas y propuestas democráticas populares y que mientras no existan condiciones para cambiar el sistema, los revolucionarios deben actuar en el seno de las instituciones para desarrollar un proceso de esclarecimiento y ganar a las masas confundidas y engañadas por los aparatos ideológicos políticos del imperialismo y sus testaferros.

No es nada nuevo que la esperanza de un cambio, producto del apoyo a un candidato a elegirlo como presidente, sea el imaginario que amplios sectores del pueblo construyen como parte de su accionar político en la sociedad; esa es una realidad de la cual no podemos abstraernos.
En los procesos electorales, los antiguos rostros se maquillan y aparecen otros nuevos.

En las aguas agitadas del proceso electoral nacional, surge la figura de Ollanta Humala Tasso el que lidera una corriente que ideológicamente asume, según su ideario, lo que llama el nacionalismo integrador como modelo de desarrollo nacional, que permita la integración de las diferentes clases y grupos étnicos de la patria, para el impulso de un proyecto político.

Amerita especificar la posición de dicho candidato, ya que el BPA, organización en la cual milito, inició relaciones políticas con dicho candidato y en la lista de sus congresistas está como número 1, un militante de nuestra organización.

Se hace necesario conceptuar que en la región, la construcción de organizaciones de izquierda como el Bloque Popular, son parte de las nuevas coyunturas políticas del desarrollo de la lucha de clases que se vienen dando en el mundo, América y en el Perú; de ahí que, las organizaciones de izquierda asuman programas regionalistas en defensa, fortalecimiento y desarrollo de las identidades culturales populares y la lucha por la autonomía y democracia popular como parte de su accionar para la construcción de lo que Mariátegui llama, un socialismo sin calco ni copia, un socialismo que sea creación de los pueblos.

En dicho espacio de construcción política el Bloque considera que tiene coincidencias programáticas con la agrupación de Ollanta en aspectos básicos como: el reconocimiento al pensamiento de José Carlos Mariátegui, asumir al Perú como un país andino y amazónico, rechazo a los monopolios y a la liberalización de la economía, construcción de espacios para el ejercicio de la democracia participativa, participación protagónica del Estado en actividades estratégicas, dar prioridad a la industria nacional aprovechando racionalmente los recursos y asumir el antiimperialismo, rechazando el sometimiento y la subordinación que atenta contra la libre determinación de los pueblos. Entre otras coincidencias. Por eso inició sus relaciones asumiendo su autonomía como organización regional.

Sin embargo, en el libre ejercicio de la democracia interna, el Bloque como organización política regional, como frente político, agrupa en su seno a diferentes individuos que asumen diversas tendencias en la izquierda como también a libres pensadores, demócratas populares, cristianos y progresistas. De ahí, que en el Bloque exista unidad programática, basada en su lucha por la identidad popular amazónica, la brega por el Estado Federal de Loreto, y la construcción de la democracia participativa concretada en el poder popular. Justamente, dado que se permite la amplia opinión, cada militante tiene el deber y el derecho de asumir una línea que guíe su accionar ante coyunturas determinadas, de ahí que, en forma personal, dentro de la concepción que asumo ideológicamente, no apoyaré la candidatura a la presidencia de la república de ningún candidato, pues considero que no existe el coraje de cambiar el Perú radicalmente. Si me equivoco sabré reconocer y actuar de acuerdo a mi conciencia y las circunstancias que derivan del desarrollo de la lucha por construir un Perú diferente.

Pero esta posición específica en las candidaturas nacionales, no me hace negar la necesidad de utilizar los espacios electorales como un medio de esclarecimiento, espacio para asumir objetivos políticos a favor de construir conciencia critica en el pueblo y servirlo de todo corazón.

Considero que el Bloque asumirá desde dicha perspectiva la presencia de Víctor Isla Rojas en la lista al Congreso de la República (por hoy está como pre candidato).
En forma personal, la candidatura de Víctor debe ser apoyada al levantar objetivos y banderas políticas definidas como son:
1.-La lucha por el reconocimiento político de las naciones amazónicas.
2.-La brega por una nueva constitución, donde se plantee, desde Loreto, la Federalización del Perú, lo que nos lleva a asumir pasos previos, como el plan piloto de región autónoma de Loreto.
3.-La lucha por leyes que pongan en lo social la visión de desarrollo amazónico, especificándose en la generación de riquezas tomando como eje, entre otros, la actividad forestal a manera central para nuestro progreso y base para nuestra autonomía.
4.-El asumir la necesidad de una alternativa política a los problemas producidos a raíz de la guerra interna desarrollada en el Perú, ya que es la única forma de construir una sincera y auténtica unidad nacional.

De lo contrario sería apoyar candidaturas al vacio, apoyar figuras mas no objetivos políticos y para eso no estamos en esta tierra.

Sería importante conocer que objetivos políticos tienen los otros candidatos más allá de eso de que “quiero ir al Congreso para generar leyes a favor de la Amazonía”, ya que es la palabreja de siempre.
Tomado de Semanario Kanatari (www.ceta.org.pe/kanatari), edición del 5 de febrero de 2006.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

exelente articulo,muestra la agudesa dee vision POLITICA DEL AUTOR

Rosa Aurelia dijo...

definitivamente el articulo esclarese el por que dar un voto a un determinado candidato.no importa la fecha y me alegra su posicion ideologica.comparto con ud.