23 junio 2008

REPORTERO SECUESTRADO RESPONDE AL EJÉRCITO

Genaro Alvarado Tuesta es un joven de 18 años, estudiante de periodismo a distancia, conocido cariñosamente con el apelativo de "El tanque", quien se desempeña como reportero de radio La Voz de la Selva de Iquitos. Hasta hace unos días la carrera de Alvarado transcurría dentro de los vaivenes normales que tiene la profesión. Pero el martes 17, luego de tomar conocimiento del traslado de un soldado herido desde la frontera con Colombia, el impetuoso reportero se convirtió en centro de la noticia. Luego de ingresar al hospital militar e intentar transmitir en vivo el testimonio de este hombre que acusaba directamente a las FARC por haberlo atacado en territorio peruano, Alvarado fue maniatado, retenido temporalmente dentro del nosocomio. Solo la presión de la prensa y la opinión pública hicieron que pudiera salir libre, pero la presión en su contra dista mucho de haberse acabado. El general Vargas Vaca de la Quinta Región Militar, llamó a una conferencia de prensa donde acusó directamente de fraude a esta noticia. Tanto el resportero como la radio han sido denunciados por falsedad genérica y el acoso continúa.



El caso de Alvarado se encuentra en observación, pues él ha sido amenazado con ser "reglado" por el servicio de inteligencia castrense. El caso podría quizás desanudaqr el ovillo de una serie de evidencias negadas por el Ejército: la constante presencia de las FARC en territorio peruano. Aquí nos brinda una entrevista exclusiva donde narra los hechos, hace aclaraciones y expresa su convencimiento sobre la importancia sobre la labor brindada:



¿En qué circunstancias tomas conocimiento del caso del soldado Huayunga Vela?

Tomé conocimiento del caso cuando amigas de otros medios de comunicacion (Patricia Macedo, corresponsal de Panamericana y Rosa Cárdenas, jefa de prensa local del diario La República, me llamaron en la tarde del lunes 16 para preguntarme si sabía sobre un soldado que llegó a Iquitos, herido de la zona de frontera. El ministro de Defensa (Ántero Flores Aráoz) dió una conferencia de prensa sobre el caso. Por intermedio de amigos de medios recabo la información: el soldado estaba internado en la clinica militar Santa Rosa. Una colega quería imagenes y le prohibían el ingresar,además le negaban información. Lógicamente, me interesó el tema, le comuniqué a Mary Pérez, jefa de prensa de radio La Voz de la Selva del caso. Ella me dijo que averigue datos y me regresara a la radio con toda la informacion que pueda. Yo le dije que revisaran en las paginas nacionales lo que había declarado dijo el ministro. Solo había un sub titulo en la pagina de RPP que decia "soldado herido", y así decido ir al hospital para chequear la veracidad de la nota

¿Cómo logras ingresar al Hospital Santa Rosa para recabar la información del soldado Huayunga?

Ingresé en tres oportunidades. Ya con la confirmación de lo dicho por el Ministro, me fui al hospital en la tarde, al promediar las 4:30 pm, ingresé un poco temeroso, pregunte a un médico sobre Freddy Huayunga Vela. Ellos me dijeron que estaba en tal cuarto, señalandome el lugar, me dijeron ¿quién eres tú?, yo respondí "soy su primo y estoy preocupado por su estado de salud". Me pidieron mi DNI y me dejaron ingresar. En el cuarto de Huayunga, entré de frente a decirle que era periodista de radio La Voz de la Selva y me estoy haciendo pasar como su primo, y que si le preguntara alguien quién soy, dijera que soy su primo. Pregunté cómo estaba y cómo fue el hecho.

¿Qué te narró?

Me dijo que se encontraba de guardia en su trinchera y al promediar la 1 de la mañana del domingo sintió tres disparos, uno que paso por su cabeza, otro por su abdomen y el último impactó en su pierna, le pregunte quiénes fueron los qe lo hirieron. Huayunga me contestó que habían sido los guerrilleros de la FARC. Al momento que me dijo eso, me sorprendí, le dije que me espere un momento y que voy a regresar a traer una grabadora, y le dije que le llevaria un yougurt, el me dijo que ya no hay probema. Fui en mi moto rapidamente a la radio y le dije a Mary Pérez lo que me había dicho el sodado, ella asuatada y sorprendida por la respuesta del soldado a su disparo, me dijo que sacara toda la informacion. Mientras iba, Rosa Cárdenas me responde que está yendo al hospital porque quiere fotos. Yo le dije que no haga eso, porque si decía que era periodista no te van dejar entrar. Ella me dio su cámara, me pidió que tomara una foto del soldado, yo le acepte, llegamos a un lugar y ahi m dio la camara la grabadora lo llevada en el bolsillo. Ingresé con el yougurt. Empezamos a conversar, yo grababa todo (hay grabaciones de esa entrevista) cerré un lado de la puerta del carto y le tomé 4 fotos rapidamente. Vino una enfermera y yo disimulaba q era su primo. Me retiré, diciéndole si es q puedo mañana regreso en la mañana.

¿Qué pasó el dia martes?

Eran las 5:30 de la mañana, salí de mi casa a esa hora en busca de noticias para el noticiero, ya habiamos concertado, de ser posible, salir al aire con la version del soldadito, en vivo. Fui al hospital en busca del soldado. Ingresé diciendo que quiero verlo, dije mi nombre, me dijeron que no se podia porque no es hora de visita, yo supliqué diciendo que quiero verlo porque voy a viajar a la ciudad de Pucallpa, y que a las 6:30 am es mi vuelo. Me dejaron entrar solo 10 minutos, me llavo hasta el lugar un efectivo de sexo femenino, ya llegando al cuarto le dije que estoy viniendo a visitarle para poder salir aire con lo que ha contado el dia anterior. Él aceptó, sin ningun problema, yo llame al productor del programa, Rubén Meza y me dijo, que esperara un rato q sean las 6 y defrente entramos con eso. La señorita que me llamó a decirme que me retirara. Estaba lloviendo, le dije que pasara un rato la lluvia para retirarme, ella aceptó. Llamé a Rubén para decirle q solo me dan 5 minutos, el me dijo q salimos al aire con esa informacion eran las 5:50, le dije al soldado q Mary Pérez le va entrevistar, le pusé un audifono, y bien empezo el programa, ella empezó la entrevista.

¿Existen testigos que corroboren la forma cómo ingresaste al Hospital?

Está Rosa Cárdenas, de La República, quien me dio su cámara para tomar fotos, ella estuvo conmigo el primer día, ella me esperó, a ella le conté cómo ingresé. Además cuando ingresé el martes apuntaron mi nombre y numero de DNI en el libro de visitas, eso quiere decir que no ingresé de manera ilegal, solo reconozco que menti diciendo que soy pariente del herido. Pero ante Huayunga sí le dije que me estoy haciendo pasar como su primo, pero que era periodista de La Voz de la Selva. Dije que soy su primo como estrategia para ingresar. Obviamente si lo hacía por la via formal, no me dejarian entrar.

¿Es cierto que diste dinero al soldado Huayunga para que dé su testimonio?

Eso rechazo totalmente. El Ejército emitió una nota de prensa señalando que yo mentí mi identidad cuando ingrese y que le ofreci dinero soldado. En ningun momento le dije "te voy a pagar para salir al aire o para entrevistarte". El lo hizo de modo voluntario. Ni siquiera en broma le señale que le daria dinero. Le lleve un yougurt de forma voluntaria, eso lo hize para tratar de agarrar mas cofianza con el, hacerme su amigo. Ademas como formacion y parte de los codigos de etica de la radio no entregamos dinero por informacion ni para realizar entrevistas. Que quede claro eso.

¿Qué fue lo que te narró el soldado respecto de la incursíón militar en la frontera donde fue herido?

Que fueron miembros de las FARC quienes le dispararon. Que ellos ingresan al territorio a realizar disparos rapidos y luegos se corren. El Ejército peruano va en busca de ellos y nunca los encuentra. Que allá los soldados no duermen , no saben que si al despertar seguirán con vida, es una zona muy peligrosa.

¿Cómo logran maniatarte los soldados del Ejército?

Mientras Mary Pérez entrevistaba a Freddy Huayunga, vinieron tres fectivo a decirme que soy periodista y no soy su primo, que yo le estoy entrevistando en vivo, me quitaron los audífonos, interumpieron abruptamente la entrevista. Me arrancharon los audifonos, me quitaron el celular, el receptor. Yo quise salir , me dijeron que me voy a quedar. Ahi me producen unos rasguños, poruqe me apretan, me agarran, me decian "te fregaste por vivo, el servicio de inteligencia del ejercito te va investigar". Les he fregado el trabajo, y que todavia en vivo lo hacia pasar la entrevista, mi celular en ese entonces sonaba, la producción de la radio me llamaba, ellos apagaban mi celular, sacaron la batería para que deje de sonar. Yo no respondia a nada solo les escuchaba, me preguntaron para qué radio transmitía, gritándome, yo no dije nada, me agarran del polo para responderle, yo dije que trabajo en La Voz de la Selva y para esa emisora salia la entrevista, me pidieron todo lo que tenia, entrgue todo, me dijeron que soy un periodista mentiroso por engañar haciendome pasar por su primo, y que hasta el último me iba a buscar. Yo dije que soy su primo y que tambien soy periodista, le preguntaron al soldado (Freddy Huayunga) si era cierto q soy su primo y el respondio que sí.

¿Cuánto tiempo estuviste retenido?

Estuve detenido un promedio de 25 o 30 minutos, me encerraron en el cuarto del soldado Huayunga. Había un efectivo que cuidaba en la puerta, la puerta estaba cerrada, vigilando todo lo que hacía. Yo permanecía sentado en una silla, callado y atemorizado. Me hicieron un rasguño en la parte del esternón, un moretón en la parte del brazo izquierdo. Eso lo revisó el medico legista, quien constató que fui agredido.

¿En qué momento te liberan?

Solo vino el director del hospital a decirme que agarre mis cosas y me retire, que pasaré por trámites administrativos. Al salir vi a diferentes reporteros de varias emisoras, ellos me abordaron y me preguntaron por lo sucedido, todos estaban a la espera que saliera. Quiero dejar en claro que durante el tiempo que estuve encerrado me quitaron el celular de la radio, mas no el personal, eso no lo entregue. Ahí la producción del programa me llamó para preguntarme dónde estaba. Los efectivos del Ejército al parecer escuchaban el radio, porque en un instante me vinieron a quitar el celular cuando ya había terminado de conversar, y regañarme otra vez. A raiz de esa comunicación la conductora del noticiero vociferó que me encerraron y estaba secuestrado en el cuarto del hospital. Todos los medios fueron a preguntar por mí, reclamando mi liberacion.

¿Cuál ha sido la actitud del Ejército frente a tu caso? ¿Han habido disculpas?

No; el Ejército me está denunciando por falsedad genérica. No pidió las disculpas del incidente, más bien emitio una nota de prensa señalando que di una identidad falsa, que tergiversé la información y que ofrecí dinero al soldado Huayunga.

¿Qué te parece dicha actitud del Comando del Ejército?

Me parece absurdo, yo no les falté a ellos. Quizás les dolerá porque entré a donde ellos trataban de evitar acercamiento de la prensa. Ellos no querían decir sobre lo ocurrido con el soldado, no señalan la verdad de los hechos, nosotros fuimos en busca de eso. Por mi parte, yo también estoy denunciando al Ejercito por los daños de maltrato fisico, psicologico y secuestro.

¿Cómo ha sido la reacción de la prensa y la opinión pública respecto de tu caso?

Varios medios locales y nacionales se solidarizaron conmmigo, incluso ALER, AMARC, IFIX, IPYS, organismos internacionales. La poblacion tambien se solidarizó con la emisora, rechazando el comunicado del ejercito.

¿De qué modo crees tu caso es importante para la libertad de prensa y la libertad de expresión?

Ahí se demuestra que por las versiones dadas por el soldado cortaron la entrevista. Ellos no quieren dar informacion sobre temas de frontera, cuando preguntas en la comandacia sobre las FARC se ríen. Ahora el soldado Huayunga nos dijo la cruda realidad que atraviesa la zona de frontera. Creen que por la denuncia hecha nos callaremos. Ellos escuchaban las respuestas del soldado, ahí vineron y cortaron la libertad de prensa. Si no era de esa manera, nunca podriamos saber lo ocurre. No mentimos ni el soldado ni yo. Reconozco que ingresé haciéndome pasar como familiar, pero tuve que jugármela para poder recabar la version del soldado herido y sacar al aire sus versiones. Toda la región escuchó lo que dijo el soldado, radio La Voz de la Selva tiene una gran cobertura con su señal en toda la Amazonia. Fue parte de mi trabajo. Esta es la labor del periodismo.

2 comentarios:

Julio Ríos dijo...

Esta es una muestra clara de la conchudez y el cinismo con que el Ejército maneja sus noticias e informaciones. Y le quieren hacer pagar el pato a ese reportero radial.

Los grandes siempre quieren aplastar a los chicos

Anónimo dijo...

Pobre soldadito del Perú que cuida nuestra frontera olvidada, le estarán poniendo a rigor por confesar... a un periodista sin su consentimiento del ejercito peruano.
Bien por el reportero audaz en busca de la VERDAD!!!
Y no se olviden del soldadito del Perú... le deben estar haciendo arrepentir!!!