22 abril 2008

CECILIA VALENZUELA Y SU FUSTAN ALANISTA

Me sorprendo todas las semanas con la nueva etapa del programa de Cecilia Valenzuela. Y lo hago con mucha decepción, sobre todo por uno de los programas periodísticos más creíbles hasta cierta época. La Ventana Indiscreta ha jugado un papel muy importante en el desarrollo del periodismo de investigación nacional. Pero, en las últimas semanas, su papel ha sido el de abogado del diablo, es decir, del gobierno. De un modo por demás desembozado y nada serio.

Si en el anterior programa, el fustán alanista de Valenzuela se le hacía visible al momento de limpiar a Miguel Del Castillo, hijo del premier Jorge Del Castillo y defenestrado gerente de RBC (en un caso donde se ha jugado mucho el tema de las prebendas del poder a alguien con parentesco directo con un personaje poderoso del gobierno) en esta oportunidad ha jugado en pared con las autoridades del Ministerio del Interior, entre ellos el ministro Luis Alva Castro, para presentar una versión bastante estridente, absolutamente complaciente y nada clara respecto de la posición oficial sobre el caso del encarcelamiento de la estudiante universitaria Melissa Patiño, detenida hace más de dos meses, acusada de terrorismo internacional.




El reportaje insostenible, con gruesas omisiones y olvidos, trata por todos los medios de ligar a Patiño con una poderosa y tenebrosa red terruca que pretendería sabotear a las cumbres mundiales a llevarse a cabo en nuestro país. Muchas de las acusaciones han sido rebatidos por el novio de Patiño, Giancarlo Huapaya en una carta, que entre otras cosas señala lo siguiente:

Primer error; ese vídeo -sin el audio de las conversaciones- no prueba nada. Melissa no pertenece a la Coordinadora Bolivariana porque ella no fue invitada a ese evento. Fue en reemplazo del conductor del programa de radio Círculo del Sur. (...) también la mía, que soy la pareja de Melissa, que también estuvo ese día en el Terminal de Flores cerca de 2 horas agarrado casi en todo momento de la mano de Melissa y que antes que ella subiera al bus le dio un apasionado beso de despedida, que todo el mundo vio y que de seguro debe estar en ese vídeo. La persona que sale en el vídeo despidiéndose de Melissa y que el reportero ni el Servicio de Inteligencia logran identificar, pero que sin ningún fundamento señalan con la “pareja sentimental de Melissa” se llama Alberto Vega, que es un amigo de Villa María que siempre va a las actividades culturales que realiza el grupo artístico Círculo del Sur y que tiene una revista de política y cultura.
Él había ido a despedir a todos los viajeros.

(..)Melissa y yo nos dimos cuenta de la persona que estaba grabando ese día en el Terminal de Flores. Nos pareció raro, pero como no nos escondíamos de nadie. Seguimos en lo nuestro. Leíamos una revista Caretas.

Melissa en ningún momento ha negado que viajó con Roque Gonzáles, Damaris Velazco y las demás señoras a Quito. Eso lo dice claramente en su declaración ante la Fiscalía. Es mentira de que no habla de su viaje de ida. Al parecer Hildebrancito sólo locutó los dictados del Servicio de Inteligencia (...)
Creemos que el grueso error de Valenzuela (y lo insustancial del reportaje de César Hildebrandt Jr.) no es totalmente involuntario. El alanismo cada vez más evidente de La Ventana Indiscreta ha jugado muy en contra de su profesionalismo. Y en verdad eso de ver los furores idolátricos (genuinos o interesados) de los periodistas de investigación (aún cuando sean opinion leaders) como que no es tan saludable para la fiscalización ni el honor ni el sentido de justicia que reclama este país

ACTUALIZACION (Martes 22): Mientras Chichi Valenzuela llama a Ocram pa pedirle que saque el video del reportaje en cuestión, éste se manda con un reportaje que deja muy mal parado al equipo de LVI. Aquí el video.



Mientras tanto, Rosa María Palacios señala en el blog de Marco Sifuentes lo siguiente:

1. Ustedes no han leido el auto apertorio de instrucción. Yo si. Y ahi no hay nada que sirva para acusar de colaboración con el terrorismo en agravio del Perú, Ecuador y Colombia.

2. Melissa, hasta donde puede probarse, no es militante de ningún partido. Si lo fuera, hay que aclarar que ser miembro del Partido Comunista no es delito. Personalmente puedo considerarlo anácronico, estúpido, o hasta peligroso. Pero no es delito.

3. La detención en “prevención de que luego te conviertas en delicuente” no existe en ninguna sociedad democrática. Es tan inmoral como la guerra preventiva.

4. La Policía tiene la obligación de prevenir el delito. Esta responsabilidad incluye los seguimientos y producción de inteligencia (información) sobre actividades presuntamente delictivas. Entre estas no pueden incluirse las actividades políticas salvo que vivamos en una dictadura a la cubana o en el facismo mas espantoso. Delito y opción política no es lo mismo. Si lo fuera muchos de nuestros políticos tendrían que someterse a vigilancia policial y eso es inconstitucional. Sin embargo, si esas actividades políticas incluyen la planificación de atentados contra la propiedad privada o pública, por cierto que debe seguirse a sus propiciadores y detenerlos antes de que cometan cualquier
fechoría. Esos planes no existen en el caso de Melissa y los demás detenidos.



ACTUALIZACION (Miércoles 23). Fernando Obregón en Pospost publica el auto apertorio contra Melissa Patiño, que termina siendo un extravagante ejercicio de farragoso surrealismo retórico y completa enajenación jurídica.




Link: Siga el debate en el blog de Marco Sifuentes
Link: Augusto Alvarez Rodrich pide la liberación de Melissa
Link: J.A. Godoy habla de macarthismo a la limeña
Link: Guille Da Maus defiende la versión oficial
Link: Droper dice no, pero también sí
Link: Daniel Salas desde El Gran Combo Club se lanza contra la tele peruana

8 comentarios:

Anónimo dijo...

qué pena saber que hay tantos tontos útiles que aún se creen el asunto de la inocencia de la patiño.
y encima su novio sale a decir que era inocente, cuando más bien ha quedado como un tontito al no saber con quién viajaba su santa mujercita.
Debe ser jodido enterarte en un programa de televisión a nivel nacional que tu novia jugaba a dos cachetes sin que lo supieras
encima pendeja la patiño
Ahi tienen pues, los caviares, a su nueva martir...

Ale dijo...

Paco:

Así nos puede pasar a cualquiera de nostros, que nos acusen de cualquier sonsera y que te metan a la cárcel como si fueras un delincuente, cuando tu unico "delito" fue ser universiatario y no estar de aucerdo con el APRA

Pucha, a cualquiera nos puede pasar.

Un beso

Ale

Anónimo dijo...

Esos apristas tienen mierda en la cabeza.

Una cosa es seguir lo que les dicta el ministerio de Alva Castro (el mismo del plan Canela para acabar con la oposición) y otra, distinta que una periodista mentirosa falsee la noticia para quedar bien con su jefe y con quien le da de comer (osea el gobienro)

Y no sé porqué se te ha capído la Valenzuela, si nunca estuvo arriba, siempre fue una arrastrada

Anónimo dijo...

Si bien la Chichi se ha vuelto una sobona y ha perdido crédito, creo lo que habría que pedir es justicia en el tema de la Patiño. Tampoco es bueno gritar su inocencia y ponerse de abogado defensor incondicional. Ya hemos cometido muchos errores poniendo la mano al fuego por gente que creíamos inocentes y muchas veces nos hemos quemado...

Anónimo dijo...

SEÑORES BUSQUEMOS LA SIMPLICIDAD DE LA COSAS, LO BASICO "DIME CON QUIEN ANDAS Y TE DIRE QUIEN ERES" ESA SEÑORITA PATIÑO PARA MI NO ES NINGUNA INOCENTE.

Droper dijo...

Hola Paco

No "no pero si", mi posición es clara, deben ser liberados los detenidos aunque que no comparta sus ideas.

Y considero que investigar a fondo a la tal CCB no es un abuso sino un derecho frente a un grupo tan evidentemente ideologizado y extremista.

Paco Bardales dijo...

Droper:

Compartimos plenamente que el hecho de que Melissa Patiño sigue detenida a pesar de la endeble cantidad de pruebas que ha exhibido la Policía para su reclusión.

Del mismo modo, siento que la CCB deben ser investigadas y aquellos que delinquen usando como pretextos su monserga chata, anacrónica, violentista deberían ser procesados y reprimidos por sus crímenes.

Pero en todo Estado democrático hay límites a las medidas de restrcción de las libertades personales. Y en el caso de Melissa éstas se han excedido ampliamente.

Y por otro lado, la detención preventiva termina siendo una herramienta o 1)para reprimir disimuladamente o 2) un cajón de sastre para la medorisdad, la ineptitud y la abulia de los elementes del Estado para tratar con algo tan vital y delciado como la libertad de una persona.

Un abrazo

Droper dijo...

Paco:

"Pero en todo Estado democrático hay límites a las medidas de restrcción de las libertades personales. Y en el caso de Melissa éstas se han excedido ampliamente."

Coincidimos ;)