04 junio 2007

IQUITOS: EL PARO QUE TEMIA JORGE DEL CASTILLO


Como estaba previsto, hoy lunes 04 de junio se inició en Iquitos el gran paro de 72 horas convocado por autoridades y dirigentes de organizaciones de base, en un intento aparentemente exitoso por reavivar el aparato de movilización social muy venido a menos en los últimos años, precisamente por culpa de sus supuestos líderes.

Sin embargo, los cálculos más moderados señalan que éste es uno de los movimientos más exitosos desde el intento de Pedro Pablo Kuckzynski, entonces ministro de Economía de Alejandro Toledo. Y es bastante decir de una convocatoria que tiene dos temas importantes en agenda y uno de contrabando, pero siempre efectivo cuando de movilizar el sentimiento loretano:

1.- Ampliación de una partida presupuestas para la contratación de maestros.
2.- Mantenimiento de las exoneraciones tributarias en toda la región, presuntamente amenazadas por los Decretos Legislativos 977 y 978 dados por el gobierno
3.- Protesta por la presunta entrega de enclaves peruanos al Ecuador, dentro del territorio loretano, tales como Saramiriza y Pijuayal, el cual se habría reactivado en la reunión de Tumbes entre Alan García y Rafael Correa

Ayer, Jorge Del Castillo se presentó en televisión y señaló que la paralización era una simple media política de grupos oportunistas. Respecto de las exoneraciones, señaló que su supresión no afectaba a Iquitos, solo a Yurimaguas y que la eliminación será gradual, además Yurimaguas recibirá una partida extra de doce millones de soles para inversión. En el caso de la partida extra para contratación de docentes, esta semana se iba a dar una ley para que el Gobierno Regional pueda hacerlo. Además, señaló que una medida parecida pudo desactivarse en Ucayali. Es decir que no hay razón real para este comportamiento.

Pero , en el fondo, Del Castillo sabe y teme la capacidad de convocatoria que este paro puede tener. Aunque los entredichos entre el gobierno y los regionalistas han sido fuertes, lo cierto es que pasado el mediodía de hoy, la paralización es exitosa, con una ausencia total de servicios públicos, el cierre del aeropuerto, ausencia de tráfico vehicular y piquetes callejeros, además del cierrapuertas en toda la región, además de la carretera Yurimaguas-Tarapoto. También vandalismo, como destrozos de semáforos y cabinas telefónicas y ciertas hostilizaciones a personas que han querido trabajar y no han podido. Los dirigentes de esta media han negado ser los culpables de la suciedad, los vidrios rotos y las acciones delincuenciales cometidas. Una marcha muy compacta, bastante más numerosas que en últimas ocasiones ha salido a las calles. De todos modos, por los menos 500 efectivos policiales han sido destacados para garantizar que la seguridad no se resquebraje.

El día viernes, un proyecto de ley fue presentado por el Poder Ejecutivo, en el que se plantea no afectar a Iquitos con el retiro de las exoneraciones. Sin embargo, este fue considerado como divisionista por la dirigencia del Frente Patriótico de Loreto (FPL). La nota pintoresca la puso el secretario de juventudes del mismo, Alberto Vargas Coral, quien propuso que los trabajadores del sector público que no laborarán tres días por el paro, sean descontados en sus haberes como muestra de solidaridad con la mayoría de pobladores que trabajan independientemente y se verán perjudicados con la medida.

Una de los opiniones más lúcidas sobre la paralización ha sido la del director del diario Pro&Contra que ha señalado que podemos correr el riesgo de quedarnos como únicos interlocutores en esta "lucha" y que, ante la negativa del gobierno de darnos exoneraciones, perdamos soga y cabra y ante ello Ucayali, por ejemplo, termine ganando, en desmedro de Loreto. Porque, es cierto, aunque los 3 días de paro fueran exitosos, lo difícil será decir si ganamos en la mesa, es decir para aquello que luchamos.

¿Mi opinión? Creo que esta será una paralización exitosa, que terminarán ganando los mismos comerciantes mercantilistas de siempre, que el gobierno aprista empezará a resquebrajarse en Loreto y que el pueblo, después de 72 horas, seguirá estando como siempre ha estado. Ojalá me equivoque, pero parece que los efectos de siempre sucederán otra vez.

Fuentes: Pro&Contra, La Región, La República regional, radio Arpegio, fuentes propias.

No hay comentarios.: