08 abril 2007

GIAMPIETRI: EL INTOCABLE

Alberto Pandolfi fue un operador político de la dictadura fujimorista, acusado de desviar fondos para favorecer a Vladimiro Montesinos, inhabilitado el 2003 por el Congreso para ejercer cargos públicos por 10 años. Sin embargo, súbitamente, el ex primer ministro del Chino apareció de nuevo a la luz pública por obra y gracia de Alan García y Jorge del Castillo, con el fin de manejar el Programa de Prevención del Fenómeno del Niño. Pero quien había hecho el lobby más incesante para dicha designación es el ahora todopoderoso vicepresidente Luis Giampietri, quien pretende inimputabilidad ante la justicia por pasados cargos de violación de derechos humanos, exhibe comandantes generales de las FF.AA. para su blindaje respectivo, así como resalta la nueva cara oculta del régimen, es decir la bisagra de la nueva alianza apro-fujimontesinista.

Giampietri, tosco y aspaventoso como buen cachaco, sin modales cívicos y pocas lecturas, ha pretendido exhibir un tour de force, metiendo en un gran lío al pobre Alan, que dice que no sabe, pero en el fondo bien que se jaranea. Mientras el copamiento partidario de los cargos públicos por allegados sin talento se exhibe sin rubor, la nueva hornada de los privilegiados fujimoristas ha empezado, para rubor de la opinión pública y desconsuelo de la honestidad. Giampietri ha hecho que Pandolfi tenga su acceso al paraíso artificial del nuevo poder, aún cuando haya felizmente durado muy poco.

No hay comentarios.: