31 marzo 2007

PUCP EN LA "CASA" DE REY: MUY BIEN, PERO...


He sido de los fervientes defensores del legítimo derecho de los estudiantes y la comunidad universitaria para defender su autonomía de las inaceptables y retrógradas amenazas que individuos como el cardenal Cipriani, el ministro Rafael Rey y la siempre inefable Martucha Chávez han vertido, en una arremetida sistemática del Opus Dei para tomar posición de la PUCP (beatitos, quédense con Piura, nada más). Sin embargo, como en el caso de la opinión de Cecilia Valenzuela en su edición de La ventana indiscreta, siento que hubo un exceso, inconsciente, pero real al pretender protestar frente a la casa de Rey y hacerle sentir rechazo por tan burdo desliz de su parte.

Según lo que hemos podido leer de la marcha, aquellos 500 estudiantes llenos de emoción y vocación hicieron una marcha frente a la presunta vivienda privada de un hombre de Estado. Pero según la propia Valenzuela, en aquél edificio, ubicado en El Golf de San Isidro, vivió la familia del Ministro de Producción, pero hace bastante tiempo dejó de ser hogar del ex congresista profujimorista y ahora apristón.

¿Desliz? ¿Negligencia? ¿Apuro? Todo lo demás, y potenciado por diez, porque no es admisible que, sean las nobles causas las que lo enarbolan (además de justas, porque en el caso PUCP-Cipriani hay un exacto sentido del mismo) arremter con la propiedad privada, por más que la protesta sea pacífica y ordenada. Sí, es todo eso, pero no es necesariamente democrática con la gente del vecindario, tampoco con la familia del señor Rey, que está muy al margen de sus desventuras ideológicas, además, más aún, ¿qué pasa cuando se encuentra en medio de la protesta una confusión tal que termina por dar una idea diferente de lo que en realidad se quiso presentar?Siento así que la marcha, pudo habérsele pasado la mano , levemente, en cuanto a lo que más necesitamos, que es un clima de debate, ganarle en el debate de ideas al Opus.

Seamos más pluralistas, no nos contagiemos de la enervación de ánimos y protestemos, sí, contra Rey, Chavez y Cipriani en el frontis del Ministerio de la Producción, el Congreso, el Arzobispado, la universidad, pero dejemos de lado a las familias y a los ajenos que no tiene nada que ver en este espectro (y no pensemos que siempre hay que mover al resto).Los que quieran, se unirán a la causa. Muy bien, Católica, pero hay que cuidar un poco el ímpetu (no erremos nuestros tiros, que la intolerancia político-religiosa no va a desaprovecharse de dichos yerros)

MásfFotos y videos disponibles en El mundo de la PUCP

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pienso que Rafael Rey es producto de su formación familiar, un padre sumamente autoritario que lo ha conducido por el sendero de la verticalidad y por eso se ha encontrado con el opusdei. En politica no tiene bases, salvo un par de congresistas que le son "leales" porque son incapaces para otras tareas y por una necesidad vital de subsistencia y un tercero que ya no está en su grupete, pero que tiene claro el sentido de la lealtad y continua, en lo posible, levantando sus aciertos producidos por gremios empresariales, me refiero a Galarreta.
RRR es una persona que nos debe dar pena en vez de cólera, porque no tiene salida, ha sido capturado y espero que a la muerte del padre pueda encontrar la energia para renacer. Oremos por él.