15 marzo 2006

POR QUÉ NO VOTARE POR ALAN GARCIA

No me sorprende que Alan García haya subido algunos puntos en las encuestas y, justo en estos momentos, le esté disputando palmo a palmo el segundo lugar de las preferencias a Humala y, de paso, la inevitable segunda vuelta con Lourdes Flores ( a menos que ésta genere una catástrofe en su propio seno que la aleje del ballotage, como el episodio del dedito malcriado que ha publicado La República). Siempre he dicho que el Perú es una país con amnesia selectiva. Jamás perdona amores furtivos y autodestructivos, pero sí es capaz de perdonar a políticos incompetentes y sinvergüenzas.

Sólo que, como alguna vez dijo César Hildebrandt, votar por García es darle un tiro en la sien a la dignidad nacional. Es un salto al vacío colectivista, sectario, populistoide y demagógico. Es un regreso al país de hace 16 años. Efectivamente; 1990, cuando muchos de los que ahora se entusiasman inútilmente por el candidato de la estrellita reggetonera del momento, el amorfo barrigón que en fase de delirio grandioso se alucina el “Daddy Yonque” de la política, el papichulo de la oratoria, el rapero gansteril de barriadas y pueblos jóvenes, ni siquiera podían ir al baño solos. No más vals, no más salsita, no más “El rey” cantada en versión ultraranchera desde algún narcocorrido tex-mex. Denle más gasolina, a él y a su huachafazo spot publicitario (porque el litio últimamente anda escaso).

Pero, claro, todo eso es falso, fufulla, bamba, creación heroica de un hombre poco heroico. Perreo con toques de metida de dedo, de yuca prefujimorista. Y el salto con garrocha por encima de una de las etapas más nefastas de la historia republicana. Y Alan, en medio de este caos (promovido y generado por su “futuro diferente”), no es más que el arquitecto. Nada de más flow, ni rakatá a lo Yandel, a lo Zion y Lennox. Señoras y señores, con ustedes: Caballo loco.

Quienes no recuerdan, quienes se empeñan en no recordar, quienes luchan terriblemente con la memoria, deben hacerlo a la fuerza. Recuerden al Alan de 1985-1990, en estampas claras y evidentes: estatización de la banca; descalabro del sistema financiero; aislamiento de la comunidad internacional; confiscación de los ahorros, copamiento de las instituciones públicas por parte de apristas, apristones y arribistas seudoapristones; carnet del partido como documento nacional de identidad, paramilitares, “Rodrigo Franco”; “Chito” Ríos; la fuga del terruco Polay – hijo de un “compañero” - por un túnel sospechoso; matanza de penales; crecimiento astronómico del terrorismo; ministros como Agustín Mantilla, Remigio Morales Bermúdez o el incomparable César Vásquez Bazán; leche con gorgojos; apagones constantes, falta de agua, agua con caca, paquetazos; colas interminables para conseguir leche y aceite; mercado negro de productos alimenticios millones de intis para comprar un pan; dólar MUC, Uchiza como paraíso artificial de fortunas fáciles e ilegales; dos millones de inflación anual, la coima del tren eléctrico, Miguel Angel del Pomar acusado de narcotráfico, Sergio Siragusa, Alfredo Zanatti, las “comisiones” de la compra de los famosos y destartalados “Mirage 2000”, casita en Naplo, la conocida bufalería aprista atacando a diestra y siniestra a los adversarios, creación de un fenómeno electoral como Alberto Fujimori que después se convirtió en su principal perseguidor, entre otros múltiples y algunas ocasiones interminables etcéteras.

Alan, conchudísimo, se la pasa ahora hablando de derechos laborales, del beneficio del pueblo, de la oligarquía, la derecha y los candidatos de los ricos, cuando debería recordar que fue precisamente su pésimo gobierno el que llevó a los pobres a serlo más aún y a la clase media a luchar denodadamente para no extinguirse. Los únicos beneficiados fueron siempre los especuladores, negociantes, los doce apóstoles del más rancio mercantilismo empresarial ¿Y después el reggetonero alucina que sus asuntos no pasan en barrio fino? ¡Hazme el favor, pues, oye, “Patadita”!.

Pásame la botella para olvidarme de ese horror.

Abandoné mi niñez y la ilusión de que había un mundo mejor justo durante el gobierno de Alan García. Viví el espanto de un país que se iba directamente al abismo por culpa de este Inepto Contumaz y su pandilla “basura”, lo cual, afortunadamente, no sucedió debido a esa conocida pero no por ello menos extraordinaria capacidad de supervivencia de su pueblo. Soy fan del rock en castellano de los ochenta precisamente por esa etapa y debido a ello casi no le ando mucho al reggetón. Pero soy hincha de los clásicos como Miguel Mateos y esa genial canción “Perdiendo el control”: dime qué vas a hacer cuando seas grande/ cuando alguien apriete el botón. Alan apretó el botón y desató el Apocalipsis. Casi destruye a mi generación. No voy (y estoy seguro millones de peruanos tampoco) a permitir que tenga siquiera por asomo el cinismo de volverlo a intentar.


(+) Para deleitarse: El rap de Alan: la patadita de la "juventud" aprista (Altamente recomendable)

6 comentarios:

Victor Ramos dijo...

Paco Bardales me convenció con su artículo al escribir lo que muchos vivimos en esa época de desastre que no podemos olvidar, el esfuerzo de nuestros padres para poder mantenernos en el colegio y con algo de comida.

Los que de una u otra forma sabemos del gasto que se hace en publicidad política, podemos deducir que el de “grandes ideas” debe haber no sólo pedido la colaboración de “un nuevo sol” a sus compañeros.

Banner, gigantografías, afiches en diferentes colores, modelos y tamaños de impresión, pintas de paredes, spot para radio y televisión, animación 3D ¿Cuánto cuesta, cuánto vale?, al menos sería bueno que cada uno los candidatos al Congreso por esta patria chica explique cómo lo hace, sobre todo el de la estrella que tiene mucha conchudez como para querer ascender a la mamadera mayor después de no haber hecho nada por la ciudad, haber perdido la oportunidad de demostrar que sirve para algo.

Definitivamente el primer regidor de Maynas es un lechero y no sólo porque hace días estuvo visitando en un auto blanco un local muy grande ubicado por la calle “Las Castañas” teniendo como chofer al tristemente Chong (el mismo de la leche robada), o es que ahí también hay un buen compañero que aporta disciplinadamente su “nuevo sol”?. Chatito, debes explicar primero en que quedó lo que tanto defendiste por tus compañeros, la leche que se sacó de la Municipalidad de Maynas, si, la que es para los chiquitos que esperan un futuro, pero no la que pasamos los de mi base en la época del tristemente Alan García.

Muchos de mi época recordarán una frase que se repetía en las aulas: “Eso es el APRA, que les parece, llega la plata y desaparece”. Creo que si existen jóvenes con una visión equivocada es porque nadie les contó lo que se vivió en la época de Alan García. El exponente del “reggeton político” no pasa de ser más que un RATÓN.

Víctor Ramos Casternoque
marca5165@yahoo.es

llusan dijo...

Mira este video

http://youtube.com/watch?v=5HirELe9aIE

Seria bueno que lo colgaras a tu
web

Saludos desde:
http://llussantronic.blogspot.com

Anónimo dijo...

Haber permiteme, saludarte amigo de la ultra derecha, bien es cierto q eres periodista, pero escribes con la pluma de la derecha que por influencia del sistema te permite alimentar a tu seres queridos familiares y a ti, pero seguir conservando este sistema de vida , con la explotacion de todas las empresas, defender el sustema heredado por el señor fujimori, bueno sigamos botando por la Dama q nunca sabra q es ser responsable de una vida q salga de sus extrañas, por q ser espectador es facil y decir , yo puedo hacer algo, pero es bien sabido tambien q en ambito de sus empresas es una mujer muy despota y explotadora, no paga todo sus derechos, que son bien ganados por sus trabajadores q cuenta en sus empresas,...., y bien apoyar aun fanatico de la politica que al considerarse el salvador de la nacion un falso nacionalismo, mismo imitador de el señor fujirata, pero con pensamientos socialista pero que entre hermanos se pelean mismo clan toledo....
que lastima q tanta barbarie suceda en mi patria, votaria por la señora villaran, pero tambien lamento q no pase de su escritorio, toda sus intenciones, y ahora aquien podemos apoyar a un señor q al menos puede contar con garantia por contar con un partido organizado y consolidado, ....
hasta pronto dios nos guarde de todo estos aventureros de la politica...
Por favor te pido, estudiar la crisis sudamericana en el quinquenio de 1985-1990, cuales fueron sus politica economicas de FMI y BM, y asi par q puedas ser mas responsable en vertir alguna opinion sobre sociologia y economia del peru.....hasta pronto

Anónimo dijo...

Interesante todo lo que dice el anterior comentario.

Pero así como no es de derecha y recomienda: "Por favor te pido, estudiar la crisis sudamericana en el quinquenio de 1985-1990, cuales fueron sus politica economicas de FMI y BM, y asi par q puedas ser mas responsable en vertir alguna opinion sobre sociologia y economia del peru"

Yo, humildemente le recomendaría que vea la cantidad de faltas ortografícas que tiene en todo su comentario, es terrible!

Espero no se ofenda, tomelo como un consejo, como yo tomare el suyo de estudiar o leer lo arriba mencionado.

Pako Bardales dijo...

Respecto de los últimos comentarios, los cuales sólo son atribuibles a quienes los escriben (lástima que sean anónimos, pero que en todo caso mantienen un poco de cordura, coherencia y correa), creo que es importante que todos nosotros revisaremos, como dice nuestro amigo lector que nos espeta el termino de "ultraderechista", las estadísticas de la época 1985, las cuales me señalan que solo países que aplicaron modelos económicos colectivistas, populistoides e improvisados fracasaron. No cayó en esa epoca Chile (aunque en ese pais se viviera una dictadura espantosa militar, asi como también en Paraguay). Se tambaleó Argentina, se tambaleó Brasil, se tambaleó Mexico, Pero, ¿por qué no se tambleó Europa Occidental? ¿Por qué no se tambaleó Asia? ¿Porque no se tambaelaeron los paises escandinavos, tan socialistas como el del APRA?, entre otros muchos ejemplos.

El Perú no se tambaleó con García. El Perú se fue a la bancarrota. El Perú termino al borde del abismo. García dio origen a Fujimori y, con ello, a la dictadura y la corrupcción,que en todo caso fueron males que también se engendraron durante su gobierno. Si alguien quiere ocultarlo 8por amnesia, ignorancia o conveniencia), es su asunto, pero no puede pretender desconocer la historia, los hechos y el sentido común.

Y respecto de los errores ortográficos, como señala otro de los comentarios anónimos vertidos en el blog, todos los cometemos. Así que no habría que ser tan lapidarios con ello (aunque siempre es bueno manetner una corrección en ese aspecto.

Paco Bardales.

Pako Bardales dijo...

Los que pasamos la base tres (por poco nomás) deberíamos auto analizarnos y recordar lo destructivo y catastrófico que fue el quinquenio de Alan García Pérez; es sabido que nosotros los peruanos rápido olvidamos cosas importantes lo cual es negativo porque nos hace caer nuevamente en el mismo error (debemos acordarnos que el chancho es capado solo una vez).

No votaré por Alan porque me acuerdo que yo era el que tenía que hacer cola en Lima para comprar el famoso pan popular, porque me acuerdo que en esa época estaba con el bichito de estudiar actuación y frecuentaba amigos del TUC que me contaban que consiguiéndonos carnet aprista la chamba estaba segura, les había contado que yo había sido chapista y que mi madre era aprista..."Bacán entonces, dile a tu vieja y asunto arreglado"...Felizmente no les hice caso.

No votaré por Alan García porque este señor traumó a los muchachos que salíamos recién del San Agustín y tuvimos que verlas negras en Lima, pichoncitos y neófitos en las experiencias de vida.

No votaré por Alan porque en estas últimas elecciones el APRA consiguió la mayoría de Gobiernos Regionales y ya sabemos que pasó y que pasa con estos "Presidentes". No votaré por Alan porque soy testigo de las cositas turbias que suceden en el municipio a vista y paciencia de la gente...Esta gente no se percata que el poder es efímero y que es mejor andar con la cara alta y no escondido en una de las tantas mansiones que su "esfuerzo" construyó.

Retomo lo escrito por Francisco Bardales y dicho por César Hildebrandt "VOTAR POR GARCIA ES DARLE UN TIRO EN LA SIEN A LA DIGNIDAD NACIONAL".

P.D: Y pensar que junto a mi amigo Richard Ríos pintábamos en las madrugadas de 1985 "ALAN PERÚ"...Errar es humano.


Javier Omar Francisco Peixoto Valdez.